Premios Fundamed

Alnylam Pharmaceuticals, compañía dedicada al desarrollo de fármacos de ARNi, ha anunciado que los resultados fundamentales del estudio pivotal de fase III ENVISION de givosiran, un fármaco de ARNi dirigido al ácido aminolevulínico sintasa 1 (aminolevulinic acid synthase 1, ALAS1) para el tratamiento de la porfiria hepática aguda (PHA) han sido publicados on line en el New England Journal of Medicine (NEJM).

Givosiran fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para el tratamiento de PHA en adultos en noviembre de 2019, lo que marcó la primera aprobación de un fármaco de ARNi conjugado de GalNAc, un hito en el avance de los medicamentos genéticos de precisión. También recibió la autorización de la Comisión Europea para su comercialización en marzo de 2020 para el tratamiento de PHA en adultos y adolescentes a partir de los 12 años de edad. En España givosiran se encuentra en proceso de revisión de precio y reembolso. El artículo completo, titulado «Ensayo de fase III del fármaco de ARNi givosiran para la porfiria aguda intermitente» aparece en la edición de el NEJM del 11 de junio de 2020.

Los resultados incluidos en la publicación del estudio de fase III ENVISION demostraron que la acción selectiva de givosiran mediada por el ARNi sobre el ALAS1 hepático produjo reducciones sostenidas en el ácido aminolevulínico (ALA) y el porfobilinógeno (PBG), los intermediarios tóxicos en la síntesis de hemo considerados causantes de las manifestaciones de la PHA.

En comparación con el placebo, el tratamiento con givosiran dio lugar a una disminución significativa y de importancia clínica del 74 % en el criterio de valoración principal, el índice anualizado de episodios mixtos de porfiria (annualized attack rate, AAR), definidos como aquellos episodios que requieren hospitalización, consultas de atención de urgencia o administración intravenosa de hemina en el domicilio, en pacientes con porfiria intermitente aguda (PIA, el subtipo más frecuente de PHA), a lo largo de seis meses.

Asimismo, se observaron mejoras en una serie de criterios de valoración secundarios (evaluados en pacientes con PIA), como reducciones en los niveles de ALA y PBG, días de uso de hemina intravenosa y la intensidad del dolor diario. Además, en todos los pacientes con PHA, el AAR se vio significativamente reducido en un 73 %, en relación con el placebo. Los pacientes tratados con givosiran también comunicaron efectos favorables en los criterios de valoración exploratorios relacionados con el uso de analgésicos, el estado general de salud y el funcionamiento diario.

«Los pacientes con PHA sufren episodios debilitantes y potencialmente mortales, y en algunos casos, dolor crónico entre episodios, lo que ocasiona una disminución de la calidad de vida y la capacidad para funcionar día a día», dijo Manisha Balwani,i M.D., M.S, profesora titular del departamento de Genética y Ciencias Genómicas y del Departamento de Medicina de la Icahn School of Medicine de Mount Sinai, investigadora principal del estudio de fase III ENVISION y autora principal del artículo.

Avance en el tratamiento de la PHA

«Givosiran representa un avance importante en el tratamiento de la PHA y ofrece una opción terapéutica que puede ayudar a reducir los episodios dolorosos, a menudo incapacitantes, y también el peor dolor diario asociado a la enfermedad», dijo Akin Akinc, PH.D., director general del Programa de Givosiran en Alnylam. «La publicación de los datos fundamentales del estudio pivotal de fase III ENVISION en el NEJM es un reconocimiento del impacto clínico posible de givosiran y, en términos más generales, de los fármacos de ARNi, una clase totalmente nueva de medicamentos».