L. Díaz Madrid | viernes, 12 de mayo de 2017 h |

Bristol Myers Squibb cotiza actualmente a 55,2 dólares, situándose en la parte inferior de su banda de fluctuación del último año. Su comportamiento en este periodo viene marcado por una brusca caída el pasado mes de julio, perdiendo en pocas sesiones más de un 20 por ciento, caída que continuó en el tiempo marcando un mínimo en octubre, perdiendo en tres meses hasta un 35 por ciento. BMS reaccionó entonces frenando la caída, iniciando una fase de recuperación que no terminó de consolidarse, entrando este valor en un periodo de cierta volatilidad en el que se encuentra actualmente, manteniendo gran parte de la pérdida incurrida en los meses de verano del pasado año. En la comparación interanual este valor acumula una caída del 22 por ciento, situándose entre los valores de la muestra con peor evolución en este periodo.

Analizando un periodo temporal más amplio se puede observar la senda alcista que vino dibujando desde 2012 hasta mediados de 2016, llegando a duplicar su valor en bolsa, marcando su máximo histórico en julio del pasado año en 76 dólares. Actualmente cotiza un 28 por ciento por debajo de dicho máximo.

Los últimos resultados corresponden al primer trimestre del año en curso muestran unas ventas de 4.929 millones dólares (4.525 millones de euros), un 12 por ciento más que en el ejercicio anterior, mientras que el beneficio fue de 1.574 millones dólares (1.450 millones de euros), con un crecimiento interanual del 32 por ciento.

Este crecimiento vino acompañado de un ligero descenso del margen bruto sobre ventas que descendió 1,5 punto porcentuales hasta el 74,5 por ciento, debido al cambio del mix de productos.

Cabe destacar el buen comportamiento en este primer trimestre de los fármacos Opdivo y Eliquis; el primero de ellos recibió la autorización de las autoridades sanitarias americanas para su uso en el tratamiento del cáncer de vejiga, mientras que en Europa también ha recibido la opinión favorable del comité asesor de expertos.

Por mercados geográficos Estados Unidos generó el 55 por ciento de sus ventas, con un crecimiento interanual del 8 por ciento, mientras que el mercado internacional aportó el otro 45 por ciento de los ingresos, presentando un crecimiento del 20 por ciento.

Al apartado de I+D este grupo destinó en 1.288 millones de dólares (1.175 millones de euros), un 13 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior. Esta inversión supuso un porcentaje sobre las ventas del 26,1 por ciento, rato muy superior al de la media del sector.

Para el presente ejercicio, espera cerrar con un incremento en sus ventas entorno al 5 por ciento, con un incremento de la inversión en I+D cercano al 20 por ciento. De cara a su previsible comportamiento en bolsa en los próximos meses, los analistas estiman un precio medio objetivo de 57,2 dólares, un 4 por ciento por encima de su actual cotización. En este primer trimestre Bristol Myers ejecutó un programa acelerada de recompra de autocartera al que destinó 2.000 millones de dólares.