Premios Fundamed

Aún sin una vacuna efectiva y de uso masivo para poder tratar el Covid-19 a nivel mundial, los países empiezan a experimentar. Así, Italia acaba de autorizar el uso de Avigan, nombre comercial que recibe el favipiravir. Se trata de un antiviral que está autorizado en Japón pero no en Europa ni en Estados Unidos, ya que no hay evidencia científica de su eficacia, según ha matizado la Agencia Italiana de Medicamentos (AIFA, por sus siglas en italiano).

Sin embargo, el ministro de Salud italiano, Roberto Speranza, ha dado luz verde al uso del Avigan para experimentar en personas que padezcan la enfermedad del nuevo coronavirus. La decisión ha sido respaldada por la AIFA. Tras apuntarse el presidente de Véneto, Luca Zaia, y el de Lombardía, Attilio Fontana, la región de Piedmont también aplicará el fármaco japonés en los infectados por el Covid-19.

Speranza se reunió con el director general de la AIFA, Nicola Magrini. Y este último le comunicó que “están desarrollando un programa de experimentación e investigación para evaluar el impacto del fármaco en las primeras fases de la enfermedad”.

El favipiravir, usado para la gripe

El favipiravir fue creado por la empresa japonesa Fujifilm Toyama Chemical en 2014. En Japón se utiliza para tratar diferentes formas de gripe causadas por virus nuevos o reemergentes, como el virus de la influenza. Su uso se limita a los casos en los que no funcionan otros antivirales.

Según publicaron medios chinos, el favipiravir habría producido resultados alentadores en ensayos clínicos en Wuhan y Shenzhen con 340 pacientes. “Tiene un alto grado de seguridad y es claramente eficaz en el tratamiento”, señaló Zhang Xinmin, funcionario del Ministerio de Ciencia y Tecnología de China.

Además, la emisora pública NHK informó de que los pacientes que fueron tratados con Avigan en Shenzhen pasaron a dar negativo en las pruebas de coronavirus una media de cuatro días después de haber sido positivos. En cambio, aquellos que no fueron tratados con dicho medicamento, tardaron en dar negativo una media de 11 días. Tras estas afirmaciones, la empresa Fujifilm no ha realizado ningún comentario confirmando o desmintiendo la información.

Sin evidencia científica de su eficacia

“Hasta la fecha, no hay estudios clínicos publicados relacionados con la eficacia y seguridad del medicamento en el tratamiento de la enfermedad Covid-19″, ha declarado la AIFA. Y, sin embargo, Italia ha decidido agarrarse a un clavo ardiendo, pues cree que cualquier dato esperanzador, por mínimo que sea, tiene que ser probado.

Según la AIFA, solo se conocen datos preliminares de un pequeño estudio no aleatorio realizado en pacientes con coronavirus con no más de siete días y que no están graves. El medicamento favipiravir se ha comparado con el antiviral lopinavir o ritonavir, tampoco autorizado para tratar el Covid-19.

Los datos disponibles sugieren una actividad potencial de favipiravir, en particular con respecto a la tasa de desaparición del virus de la sangre y en algunos aspectos radiológicos. Pero “no hay datos sobre la eficiencia real en el uso clínico y sobre la evolución de la enfermedad”, destaca la AIFA.

La Comisión Técnico-Científica de AIFA, reunida en una sesión permanente, reevalúa diariamente todas las pruebas disponibles para poder tomar cualquier medida (incluida la autorización rápida para realizar ensayos clínicos). Con ello, la AIFA se compromete a garantizar las mejores opciones terapéuticas para el Covid-19 basadas en datos científicos sólidos. Además, recalca que su fin es proteger la salud pública.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…