Premios Fundamed

La compañía GSK ha anunciado que va a fabricar en 2021 mil millones de dosis de su sistema de adyuvante para vacunas. Esto permitirá el futuro desarrollo de vacunas adyuvadas frente a la Covid-19. Desde GSK consideran que su tecnología de adyuvantes puede contribuir significativamente a la lucha contra la pandemia. Y es que, como se demostró durante la pandemia de gripe H1N1, la tecnología de adyuvantes de GSK puede contribuir en la reducción de antígeno que se necesite para producir estas vacunas. Esto permitiría aumentar el volumen de producción y que así se pueda proteger un mayor número de personas. Como se ha demostrado, los adyuvante pueden reforzar la respuesta inmune, generando una respuesta más fuerte y duradera.

Desde GSK afirman que han amplificado sus esfuerzos para hacer que su tecnología de adyuvante pandémico esté disponible para las instituciones y compañías biotecnológicas con las que colabora y trabajan en una vacuna contra la Covid-19. La compañía ya ha acordado diversas colaboraciones para el desarrollo de vacunas, entre las que se incluyen socios científicos en América del Norte, Europa y China. Además, en este momento están en diálogos con otras entidades para valorar futuras colaboraciones.

Aumento en la producción

Esta decisión de invertir en el aumento de la producción se ha llevado a cabo tras analizar las capacidades de fabricación de la compañía a nivel global. Para lograr el objetivo marcado, la producción y llenado de viales de adyuvante que se usarán en vacunas contra la Covid-19, se realizará en plantas de producción de Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Europa.

A este respecto, Roger Connor, presidente de GSK vacunas, afirma que “para hacer frente a esta pandemia se requerirá más de una vacuna y ya estamos trabajando con socios en todo el mundo para conseguirlo”. Asimismo, añade que su innovadora tecnología de adyuvante “tiene la capacidad de ayudar a mejorar la eficiencia de estas vacunas, además de permitir su producción a escala“. “Con esta importante expansión en nuestra capacidad de fabricación, podríamos contribuir a la distribución de hasta mil millones de dosis de vacunas adyuvadas en 2021. Esto ayudará a proteger a muchas más personas, respaldando así el esfuerzo global en la lucha contra la Covid-19”, concluye.

Producción a riesgo

Teniendo en cuenta la necesidad de acelerar la producción de vacunas contra la Covid-19, GSK ya ha iniciado la producción del adyuvante asumiendo el riesgo. También, la compañía está en conversaciones con gobiernos e instituciones acerca de la financiación para la producción y suministro del adyuvante.

Además, en GSK se comprometen a hacer que su adyuvante esté disponible para personas en todo el mundo, con mecanismos que garanticen un acceso equitativo. De esta manera, quieren lograr que el adyuvante llegue a los países con menos recursos, a través de acuerdo de gobiernos e instituciones globales que prioricen el acceso.

GSK concluye que no espera obtener beneficio de las ventas de su portfolio de colaboraciones para el desarrollo de vacunas para la Covid-19. Así, cada potencial beneficio se reivertirá en el apoyo de investigación relacionada con el coronavirus, y en la preparación de futuras emergencias pandémicas. Bien a través de inversiones internas en la compañía, o bien con socios externos.


Noticias relacionadas: