Premios BiC

La compañía Abbott ha anunciado que ha recibido la certificación de la Comisión Europea para su dispositivo Panbio COVID-19 Ag Rapid Test Device. Se trata de un test de antígenos para la detección del SARS-CoV-2 en personas que se sospeche que pueden haberse infectado. Esta prueba rápida está autorizada para su uso por profesionales, no requiere instrumentación y los resultados se obtienen en 15 minutos. Esto hace que sea una herramienta valiosa para hacer análisis a gran escala en una variedad de grupos poblacionales.

Desde Abbott señalan que Panbio COVID-19 es “una opción fiable, asequible, portátil y expansible” con la que se puede realizar un análisis de la COVID-19. Además, esta prueba rápida de antígenos puede ser muy útil para apoyar las estrategias de salud pública; en concreto, en el rastreo de contactos y los análisis a gran escala de personas que podrían tener una infección activa.

En palabras de José Antonio Leal, director comercial de Abbott, “las pruebas rápidas de antígenos permiten realizar análisis frecuentes de COVID-19 a gran escala y de esta forma identificar rápidamente a las personas infectadas y reducir la propagación del virus”.

Detección de infección actual

La principal ventaja de estos tests es que detectan una proteína del virus para determinar si alguien está infectado en el momento actual. Cabe destacar que las pruebas de antígenos proporcionan una información esencial en un momento del ciclo de la infección en el que las personas corren el mayor riesgo de propagar la enfermedad. Es por ello que son una herramienta útil para contener la propagación del virus. Una vez realizado el test, los resultados se pueden dar en el mismo centro sanitario al que haya acudido el paciente.

En el caso de España, el uso de estas pruebas puede ser especialmente relevante.Y es que, estos test tienen varias ventajas. Estas pruebas son portátiles, fáciles de utilizar, sus resultados se obtienen en un corto período de tiempo y pueden usarse en lugares que no cuenten con instrumentos de laboratorio. Con ellos, se podrán realizar pruebas con más frecuencia gracias a su accesibilidad y la rapidez con que se obtienen los resultados.

En este momento, Abbott está trabajando con clientes para suministrar la prueba de antígenos a profesionales sanitarios de todo el país. Panbio COVID-19 será la sexta prueba de la cartera de productos diagnósticos de la compañía para contribuir a controlar la pandemia de coronavirus. Otras de estas soluciones son sus sistemas de laboratorio molecular de alto volumen m2000 y Alinity y sus instrumentos de laboratorio ARCHITECT i1000SR e i2000SR y Alinity de alto rendimiento, Panbio IgG/IgM Rapid Test Device para pruebas de anticuerpos.


También te puede interesar…