Premios BiC

El cuándo y el cómo se alcanzará la recuperación económica tras la pandemia de Covid-19 es una grandes preguntas a las que se busca respuesta hoy. La parada en la actividad y la producción de muchas empresas del país presenta un escenario negativo en cuanto al posible impacto económico. Pero, una vez pasado el momento crítico (el de las medidas restrictivas) las empresas recuperarán actividad, aunque no a un ritmo igual.

De hecho, la consultora Deloitte ha desarrollado una gráfica donde visualiza cómo y en qué momento se podrá hablar de recuperación. Lo plantea en tres fases. Primero la de aislamiento y restricciones que, según la consultora, finalizará a mitad de mayo aproximadamente. Hasta entonces, sectores como la restauración, el retail, los viajes o los hoteles se muestran casi sin actividad o con actividad muy baja. A partir de esa fecha entrarían en la fase de estabilización donde se reanudaría la actividad. Aquí, sectores como el retail o el de los restaurantes y ocio presentarían una subida mayor que el resto.

Es en diciembre donde llegaría el inicio de la fase de recuperación. La consultora divisa unas navidades austeras, con un descenso en las compras de alimentación (único sector que destaca con ganancias durante la crisis). El resto de sectores lograrían recuperar parte de lo perdido en estos meses, aunque no alcanzarían cifras positivas.

¿Y qué pasa con el sector farmacéutico?

Aunque el gráfico elaborado por Deloitte no contempla al sector sanitario y farmacéutico, es cierto que es uno de los pocos que ha mantenido (o incluso aumentado) su ritmo de producción durante esta crisis. La producción de las compañías farmacéuticas realizan en España supera los 15.000 millones, con exportaciones por valor de 11.000 millones, según los últimos datos de Farmaindustria. Esto se traduce en un empleo de gran calidad, por indefinido (el 94%), cualificado (el 62% corresponde a titulados universitarios), diverso (el 52% son mujeres) y joven (casi uno de cada tres nuevos contratos es para menores de 29 años). En su conjunto, contando con empleos directos, indirectos e inducidos, la industria farmacéutica innovadora da empleo a unas 200.000 personas en España. 

Además, el empleo de la industria farmacéutica se caracteriza por la estabilidad (un 94,2% de los empleos son indefinidos), la alta cualificación (un 62,4% son titulados universitarios) y la dedicación (sólo el 1,5% de los empleados indefinidos trabaja a tiempo parcial).