La industria farmacéutica sigue apostando por la inversión. Sobre todo cuando se trata de investigación y desarrollo se refleja en que ya casi el 20 por ciento de toda la I+D industrial que se hace en nuestro país la desarrolla la industria farmacéutica. Esto supone más del 9 por ciento de la inversión en este ámbito llevada a cabo por la totalidad del sector empresarial de nuestro país, y el 6,1 por ciento de la investigación total de la economía española, teniendo en cuenta la investigación pública y privada.

La cifra ha ido aumentando en los últimos años y batió su propio récord en 2021, al alcanzar los 1.267 millones de euros, un 9,2 por ciento más que en 2020. Estos datos se pueden observar de un vistazo en una nueva infografía realizada por Farmaindustria y que reúne los principales datos que se extraen de la Encuesta de Actividades de I+D en la Industria Farmacéutica.

Entre los datos más destacados del documento, llama la atención que la investigación clínica —la fase del desarrollo de un medicamento en la que participan personas— acapara más de la mitad de la inversión total en I+D y es un capítulo que crece a un ritmo del 5,3 por ciento desde hace una década.

Asimismo, la industria invierte casi la mitad de sus recursos destinados a I+D en proyectos extramuros, los realizados en colaboración con hospitales, universidades y centros públicos y privados, que como se observa en el mapa llegan a todas las comunidades autónomas, reflejo de la importancia de la colaboración público-privada para el desarrollo de este sector estratégico.

Otra fortaleza de las compañías farmacéuticas en España es el empleo de calidad en sus departamentos de I+D: el empleo directo de las empresas asociadas a Farmaindustria en tareas de investigación y desarrollo creció en 2021 un 6,5 por ciento y alcanzó las 5.393 personas (un 66 por ciento son mujeres), lo que supone, también en este ámbito, un nuevo máximo histórico.


También te puede interesar…