el global Madrid | viernes, 09 de marzo de 2018 h |

La Comunidad Sanitaria Europea avisa de que los tiempos corren y que es necesario garantizar los intereses de los pacientes en las negociaciones del brexit, que ya se encuentran en su segunda fase. Es por ello que el sector sanitario europeo, en colaboración con las instituciones, ha elaborado una batería de preguntas cruciales, todavía sin respuesta, que deben ser respondidas por los negociadores de la UE y del Reino Unido para “poner a los pacientes primero”. Estas cuestiones se expusieron en una reunión entre las partes celebrada en Bruselas el pasado mes de febrero, centrada en encontrar la forma de dar prioridad a la seguridad de los pacientes y la salud pública en las negociaciones.

Algunas de las preguntas clave planteadas son: ¿cómo garantizará un acuerdo comercial, un suministro suficiente y oportuno de medicamentos y dispositivos médicos para los pacientes? En caso de un “no acuerdo” en el brexit, ¿cómo evitarían los gobiernos nacionales de la UE que la salud pública se viera afectada? ¿Cómo llegarán el Reino Unido y la UE a un acuerdo para garantizar que el futuro sistema de licencias de medicamentos no incremente los retrasos en el acceso a los tratamientos más innovadores? “El interés de los pacientes debería estar dando forma a la agenda de las partes negociadoras”, argumentaba Nicola Bedlington, secretario general del Foro Europeo de Pacientes.