El Global Madrid | lunes, 03 de octubre de 2016 h |

Boehringer Ingelheim y ViraTherapeutics anuncian su colaboración a largo plazo para el desarrollo conjunto de una plataforma de terapia viral oncolítica de nueva generación, concretamente el candidato principal de ViraTherapeutics es la glicoproteína con el virus de la estomatitis vesicular (VSV-GP) que se investigará sola y combinada con otros tratamientos.

El valor potencial de la transacción puede ascender a 210 millones de euros, y de acuerdo con las condiciones de la colaboración, Boehringer Ingelheim tendrá el derecho de adquirir ViraTherapeutics tras la finalización del desarrollo clínico de fase I. ViraTherapeutics es una compañía biofarmacéutica especializada en el desarrollo de terapias virales oncolíticas, que está desarrollando su novedosa tecnología con el apoyo conjunto de sus principales inversores: EMBL Ventures y Boehringer Ingelheim Venture Fund (BIVF).

En este sentido se manifiesta Michel Pairet, miembro de la Junta de Directores Ejecutivos Responsables de Innovación de Boehringer Ingelheim: “La nueva colaboración es un ejemplo del firme interés de Boehringer Ingelheim por desarrollar alianzas y completa la creciente cartera de productos inmuno-oncológicos de la compañía, que incluye, entre otras, una vacuna antineoplásica terapéutica e inhibidores de puntos de control inmunológicos de nueva generación”. Además añade “los virus oncolíticos se encuentran entre los nuevos y más prometedores abordajes terapéuticos en la investigación del cáncer, y la tecnología desarrollada por ViraTherapeutics podría ir acompañada de importantes ventajas, comparado con otras actualmente en desarrollo”.

Abordaje en oncología

La terapia viral oncolítica es un abordaje terapéutico del cáncer en el que se utiliza un virus que infecta a las células cancerosas y causa su muerte. Se liberan antígenos tumorales del interior de las células que están normalmente ocultos al sistema inmunitario, lo que activa una respuesta inmunitaria contra el tumor.

La glicoproteína del virus de la estomatitis vesicular tiene un tiempo de replicación más breve que otros tratamientos virales oncolíticos actualmente en desarrollo, además, no se integra en el ADN y se ha modificado con virus naturales para evitar la inflamación neural relacionada. En este caso la glicoproteína del virus de la estomatitis vesicular se ha reemplazado con la glicoproteína del virus de la coriomeningitis linfocitaria (LCMV) para ocultarlo al sistema inmunitario. En modelos preclínicos no indujo anticuerpos neutralizantes del virus, lo que haría posible su administración repetida.