Marcos García Bilbao | miércoles, 28 de septiembre de 2016 h |

Una de las realidades de BioSpain 2016 es la palpable recuperación de la inversión pública y privada que se produce tras la superación de la crisis económica. “Es evidente que las dificultades presupuestarias del sector público se vieron comprometidas por la crisis. Según la economía mejora las administraciones recuperan el esfuerzo presupuestario. Percibimos esa mejoría. Nosotros pedimos estabilidad. Un sector empresarial con largos periodos de maduración como el nuestro no se puede exponer a poner en riesgo lo sembrado en mucho tiempo. Desde la Asociación Española de Bioempresas (Asebio) pedimos esfuerzos sostenidos y coherentes. Ya tenemos casos de éxito”, aseguró el director general de Asebio.

Uno de los indicadores de la superación de la crisis en el sector biotecnológico y biofarmacéutico reside en el aumento de la colaboración público-privada de la que BioSpain es un claro ejemplo debido a la cooperación entre Asebio y la Agencia Vasca de Desarrollo Empresarial (Spri) que genera riqueza y cimenta el tejido empresarial, laboral y económico, pero que sobre todo fomenta la innovación. “Cuando colaboramos somos más fuertes. El reto de la sostenibilidad afecta a todos y desde las empresas tenemos que saber poner en valor la innovación para sostener el SNS. La innovación o es una gasto si no una inversión que ahorra. Esta es una visión compartida. La innovación vista como una palanca para la sostenibilidad”, destacó Arocena.

Otro de los aspectos esenciales de la internacionalización que se propugna en BioSpain 2016 es la posibilidad de que las compañías busquen invertir en la biotecnología española o que las empresas patrias se ubiquen fuera del país. A este respecto Ion Arocena destacó que “no hay conflicto por la internacionalización. Las compañías son globales y esa globalización en cuanto acceso a capital y localizaciones. No es malo que compañías españolas decidan tener sedes en otros países”, aseguró tras ser preguntado sobre si esta realidad no supone una contradicción.

Retos sanitarios globales

BioSpain 2016 congregará también un buen número de sesiones y presentación de proyectos e investigaciones que tienen como objetivo responder a los retos sanitarios globales, como las resistencias antimicrobianas, la extensión de la cobertura sanitaria universal o las emergencias de salud públicas. Así mismo las sesiones de BioSpain abordarán temas clave para el sector biofarmacéutico como la tecnología CRISPR, una técnica de edición de genes con aplicaciones múltiples en biotecnología en sus inicios desarrollada por el profesor de Microbiología de la Universidad de Alicante, Francisco Mojica, que participará como ponente en este encuentro; y el Big Data, un reto para la industria de la biotecnología y una oportunidad para utilizar de manera efectiva esta información y extraer valor de la misma. Otras temáticas que se tratarán en este evento son los nuevos métodos de diagnóstico; vacunas; Alzheimer; alimentación y salud; políticas públicas de acceso a la innovación; nanobiotecnología; nuevas terapias oncológicas y bioeconomía, entre otras.