Fortalecer la red de producción es el nuevo objetivo de Bayer. La compañía el foco en su división farmacéutica para garantizar una competitividad sostenible y apoyar la transformación de su negocio. Para ello, la compañía plantea basar la transformación de su negocio en la «innovación revolucionaria», para generar un crecimiento empresarial sostenible a largo plazo.

Así lo ha comunicado a través de un comunicado, donde anuncia una previsión de inversiones que rondan los 2.000 millones de euros en los próximos 3 años. Esta inyección económica irá destinada principalmente a nuevas tecnologías, automatización y digitalización, mediante un programa integral que potencie la fabricación farmacéutica.

En palabras del director de suministro de productos farmacéuticos, Holger Weintritt, un elemento importante de la estrategia es centrar las actividades de fabricación en apoyar algunas áreas. En concreto, aquellas áreas claves de crecimiento que pretenden cambiar el paradigma de tratamiento para los pacientes.

«Todas las nuevas plataformas y modalidades tecnológicas de nuestra empresa se beneficiarán de esta inversión»

Holger Weintritt, director de suministro de productos farmacéuticos y miembro del comité ejecutivo de Bayer Pharmaceuticals

En este contexto, Weintritt, que también es miembro del comité ejecutivo de Bayer Pharmaceuticals, ha subrayado que «estas inversiones en la red de suministro respaldarán el éxito del negocio farmacéutico a largo plazo».

Focos de inversión

Pero, ¿Cómo piensa la compañía llevar a cabo la implementación de la estrategia? En primer lugar, Bayer planea invertir en las plantas de fabricación principales y fortalecer sus responsabilidades operativas.

Así, han señalado que gran parte de las inversiones fortalecerán las capacidades de la compañía en biotecnología, especialmente la producción de terapia celular y génica de Bayer, así como la expansión de su sitio de fabricación en Berkeley, en Estados Unidos.

Respecto a Europa, la farmacéutica ha anunciado que Alemania será «un lugar de fabricación estratégico importante» para la empresa. En este sentido, Bayer planea transformar el Centro de Suministro de la compañía, que está situada en Berlín, en un Centro de Excelencia para parenterales. Por otro lado, el Centro de Suministro de Leverkusen será un Centro de Excelencia para sólidos no hormonales, según indica el comunicado.

El Supply Center Bergkamen se convertirá en un Centro de Excelencia para medios de contraste y productos hormonales. Al mismo tiempo, ha señalado que ampliará las capacidades terapéuticas.

En Wuppertal, donde se encuentra otro Centro de Suministro, la compañía se centrará en la producción de lanzamiento y en las nuevas tecnologías de producción.

Todas estas modificaciones contarán con una inversión de Bayer de cerca de 1.000 millones de euros, en los próximos tres años.

Bajo la lupa de la compañía también se encuentran Turku, Finlandia y Alajuela (Costa Rica). En estos enclaves de interés, tienen previsto invertir 400 millones de euros en total para reforzar el compromiso de la sostenibilidad. Para ello, proporcionarán a 100 millones de mujeres el acceso a planificación familiar para 2030, especialmente en países de ingresos bajos y medios.

Ejes que quedan fuera del marco estratégico

Para poder fortalecer la red de producción y centralizar de alguna forma las inversiones de la compañía, Bayer analiza en paralelo las actividades que podrían dejar de ser uno de los enfoques estratégicos. En esta línea se han definido algunas ventas y transferencias de plantas de la compañía.

La planta de producción situada en Karachi, Pakistán, fue vendida y la planta de fabricación de São Paulo, Brasil, será transferida a un nuevo operador. También planea transferir partes de la infraestructura y los servicios en los emplazamientos alemanes de Bergkamen, Wuppertal y Berlín a socios externos.


También te puede interesar: