L. Díaz Madrid | viernes, 03 de mayo de 2019 h |

La acción de Abbott cotiza actualmente en 78,7 dólares americanos, cerrando la semana con un avance del 2,6 por ciento, moviéndose en la franja superior de su rango de variación del último año.

Su perfil en el último año ha sido eminentemente alcista, con una pendiente de subida continuada tan sólo alterada por un cuarto trimestre del pasado año en la que dibujó un desplazamiento horizontal. Esta subida ha sido especialmente intensa en los tres primeros meses del año en curso, si bien tras marcar un máximo anual en 80 dólares americanos en las últimas semanas Abbott ha entrado en una fase de volatilidad, manteniéndose cerca de la referencia anterior. En la comparación interanual este valor acumula una ganancia superior al 35 por ciento, comportamiento muy superior al de la media del sector.

Analizando un periodo temporal más amplio se puede observar el perfil alcista que Abbott viene dibujando desde principios de 2017 y que le ha permitido en este periodo duplicar su capitalización bursátil, situándose entre los valores de la muestra con mejor comportamiento en los dos últimos años, moviéndose actualmente en niveles de máximos históricos.

Los últimos resultados publicados corresponden al cierre del primer trimestre del año en curso. Las ventas ascendieron a 7.535 millones de dólares americanos (6.675 millones de euros), con un crecimiento interanual del 2 por ciento, mientras que el beneficio neto fue de 672 millones de dólares americanos (600 millones de euros), un 60,8 por ciento superior al del mismo periodo del ejercicio anterior. El motivo de este crecimiento se explica por el buen comportamiento de los gastos de explotación, que se mantienen prácticamente planos, así como por una reducción significativa de los gastos financieros, que bajan un 26 por ciento. Estos resultados han superado las estimaciones que manejaban los analistas tanto en el volumen de ventas como en el beneficio por acción.

Por mercados geográficos Estados Unido aportó en el primer trimestre el 36 por ciento de las ventas del grupo, con un crecimiento en el año del 2,9 por ciento, mientras que el resto de mercados internacionales aportó el 64 por ciento restante de la facturación, creciendo en el año un 1,4 por ciento.

Por líneas de negocio Nutrición aportó el 24 por ciento de la facturación, con un crecimiento en el año del 2,0 por ciento; Diagnóstico, el 24 por ciento del total, repitiendo prácticamente la cifra del ejercicio anterior; Farmacia, el 13 por ciento, descendiendo respecto al primer trimestre del pasado año un 4,9 por ciento; mientras que la división de Aparatos Médicos generó el 38 por ciento de la facturación del grupo, aumentando un 5,5 por ciento, con crecimientos similares tanto en el mercado americano como en el resto de mercados internacionales.

Al apartado de I+D Abbott destinó en el primer trimestre del año 672 millones dólares americanos (595 millones de euros), un 14,2 por ciento más que en igual periodo del ejercicio anterior. Esta inversión supuso un porcentaje sobre los ingresos del 9 por ciento, ratio ligeramente inferior al de la media del sector.

Para finalizar, y en relación con su previsible comportamiento en bolsa en los próximos meses, los analistas anticipan una evolución alcista, estimando un precio objetivo de 82,9 dólares americanos, un 4 por ciento por encima de su precio actual, objetivo que parece muy factible considerando el comportamiento que ha venido mostrando este valor en los últimos meses.