Premios BiC

La compañía Abbott ha anunciado que ha obtenido la marca CE según la Directiva IVD (98/79/EC), de su prueba serológica de laboratorio para detectar el anticuerpo IgG frente al nuevo coronavirus SARS-CoV-2. Este análisis de anticuerpos es un paso importante para conocer si una persona ha pasado la Covid-19 con anterioridad a la realización de la prueba. Además, estas pruebas aportarán un mayor conocimiento de la respuesta inmunitaria que se produce frente al nuevo coronavirus. Por ejemplo, se podrá conocer el tiempo que estos anticuerpos permanecen en el organismo y si ofrecen inmunidad a quienes lo hayan superado. Asimismo, conocer estos datos puede ser de utilidad para el desarrollo de tratamientos y vacunas.

Esta prueba de detección de anticuerpos se suma a las pruebas actuales de Covid-19 con las que ya cuenta Abbott en su laboratorio molecular. En este sentido, Luis García Bahamonde, director gerente de la división de diagnóstico de Abbott Iberia, “Abbott se ha centrado especialmente en llevar al mercado pruebas de Covid-19 lo más rápidamente posible para ayudar a abordar esta pandemia”. Por ello, indica que desde la compañía están orgullosos “de facilitar estas pruebas para la detección de anticuerpos de manera inmediata puesto que dichas pruebas nos ayudarán a conocer quién ha tenido el virus, lo que nos dará una mayor confianza a medida que retomemos nuestras vidas”.

Ampliación de las pruebas

pruebas
Abbott’s new antibody lab test can detect if a person has been exposed to the virus that causes COVID-19

Las pruebas moleculares detectan si un paciente tiene el virus activo, mientras que las pruebas de anticuerpos determinan si alguien ha estado infectado. Así, esta prueba de anticuerpos IgG frente al SARS-CoV-2 identifica el anticuerpo IgG, proteína que produce el organismo en las etapas tardías de la infección. Esta podría permanecer en el organismo durante meses y posiblemente años después de la recuperación del paciente. La prueba ha demostrado una especificidad y sensibilidad de más del 99 por ciento a los 14 o más días después de comenzar los síntomas.

En primera instancia, estas pruebas de Abboott estarán disponibles para sus equipos de laboratorio. Y es que la compañía cuenta con uno de los equipos de laboratorio que más se ha utilizado en el mundo durante décadas. Estos equipos están en uso en toda España y pueden realizar entre 100 y 200 análisis por hora. Por ello, Abbott está aumentando significativamente la producción de estas pruebas de detección de anticuerpos en Europa, y ampliará las pruebas a la detección de anticuerpos IgM en el futuro próximo.