| martes, 11 de diciembre de 2012 h |

La compañía biotecnológica Vivia Biotech, que ha desarrollado una novedosa plataforma de reposicionamiento de fármacos, y los laboratorios Ferrer han firmado un acuerdo para el desarrollo de una nueva terapia para el tratamiento del linfoma no Hodgkin, la leucemia linfocítica crónica y otros cánceres hematológicos.

Según Joan Ballesteros, presidente y director científico de Vivia Biotech, el descubrimiento de que un fármaco ya conocido, seguro y administrado a millones de pacientes en todo el mundo, se puede emplear para este tipo de linfoma, “permite una estrategia que acorta los plazos de llegada a la práctica clínica en comparación con las aproximaciones convencionales”.

Por su parte, Jordi Ramentol, consejero delegado de Ferrer, admitió que este acuerdo permitirá a la firma catalana extender su amplia presencia en el sector hospitalario, reforzarse en el ámbito de la oncología y todo ello a través de un proyecto ambicioso. Asimismo, Andrés Fernández, director del área de Innovación en Biotecnología de Ferrer, comentó que el acuerdo con Vivia Biotech “refuerza la apuesta de Ferrer por colaborar con empresas biotecnológicas nacionales e internacionales, como estrategia clave para el crecimiento futuro de la compañía y su expansión a nuevas áreas terapéuticas de alto valor”.