EL GLOBAL Madrid | martes, 11 de febrero de 2014 h |

“Hoy se da el primer paso para consensuar un nuevo modelo de financiación centrado en las personas y no en los territorios”. Así han definido los presidentes de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra; de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y de Islas Baleares, José Ramón Bauzá, la primera reunión de trabajo que han mantenido para abordar la reforma del modelo de financiación. Según Fabra, no se trata de un “frente común”, sino de un “canal de comunicación” para poner sobre la mesa los problemas del actual sistema y posibles soluciones.

Las bases fundamentales del trabajo de las tres comunidades pasan por conseguir un modelo que cumpla con el principio de suficiencia financiera para que todas las regiones puedan cubrir la totalidad del coste de su sanidad, su educación y su bienestar social; un modelo que iguale los recursos per cápita destinados a financiar estos servicios y, en definitiva, “conseguir un modelo justo que nos sitúe a todos en igualdad de condiciones para crecer, crear empleo y alcanzar la recuperación económica lo antes posible”.

Fabra, Bauzá y Valcárcel exigen un modelo de financiación más justo y equitativo, menos opaco y discriminatorio. “El gobierno valenciano, como el murciano o el balear —ha dicho Fabra— ha tenido que redoblar sus esfuerzos durante mucho tiempo para compensar la insuficiencia y desigualdad que genera el actual modelo”. Las tres comunidades aportan en la actualidad el 14,6 por ciento del PIB nacional y en los últimos años su PIB ha bajado un 8,4 por ciento, mientras que en el resto de España este descenso ha sido del 5,6 por ciento. Los tres coinciden en señalar que en los últimos cuatro años, los 7,7 millones de habitantes de las tres comunidades han percibido menos recursos de los que les correspondería si la financiación se estableciera como la media del conjunto del Estado.

Debido a esta infrafinanciación, los tres barones del PP aseguran que han tenido que “sacrificar inversión y crecimiento” para que los valencianos, murcianos o baleares tuvieran una sanidad y educación equiparable a la de otras regiones.

Por su parte, Ramón Luis Valcárcel ha destacado que si el sistema no es capaz de cubrir el coste de los servicios púbicos, “estamos llevando a la insostenibilidad, a la quiebra, de estos servicios”.

José Ramón Bauzá, por último, ha reclamado que la reforma del sistema de financiación sea consensuada. En este sentido, ha criticado que la anterior, aprobada durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, “solamente se pactó entre el Gobierno de España y una única comunidad”, en referencia a Cataluña.