J. R-T / M.R. Madrid | viernes, 31 de enero de 2014 h |

Los primeros seis meses del año 2013 trajeron buenas noticias, en términos generales, para el sector del genérico. Según se desprende de un informe elaborado por el Ministerio de Sanidad, en el cómputo anual a nivel nacional (desde junio de 2012 a junio de 2013), el importe medio de los medicamentos genéricos ha escalado tres puntos, desde el 17,81 al 20,79 por ciento. En términos absolutos, en el período enero-junio del ejercicio anterior, el importe a PVP facturado de medicamentos genéricos ha ascendido a 1.108 millones de euros. Si bien es cierto que en los meses de abril y mayo el valor estuvo ligeramente por encima, 20,87 y 20,83 por ciento, respectivamente, el crecimiento experimentado por estos fármacos es plausible.

Por su parte, el comportamiento del mercado en unidades también mostró una tendencia halagüeña. En los primeros seis meses de 2013, el consumo a nivel nacional de medicamentos genéricos facturados a través de recetas médicas del SNS en oficinas de farmacia fue de 195.781.574 envases, lo que representa un porcentaje respecto al total de medicamentos facturados de un 45,84 por ciento. Cabe destacar que estos datos recogen el comportamiento de este sector antes de la última modificación de la Ley de Garantías, que permitía el uso de las siglas EFG a las marcas, aspecto muy criticado desde Aeseg, que ha alertado de que contraería la buena senda emprendida.

El informe de Sanidad también desvela el comportamiento de los genéricos por comunidades autónomas. La primera conclusión es la escasa homogeneidad en la dispensación de estos fármacos, a pesar de que la legislación nacional insta a prescribir estos medicamentos en lugar del producto de referencia si existe igualdad de precio. Castilla y León es la región que más ha apostado por estos fármacos, con un 53,98 por ciento de unidades dispensadas hasta junio de 2013 y un 25,63 por ciento en términos de facturación. En segundo lugar se coloca Andalucía, cuyo dato por unidades se sitúa en el 52, 46 por ciento y un 24,78 por ciento en términos de valores.

La otra cara de la moneda la protagonizan las comunidades de La Rioja, Asturias y Murcia. Las dos primeras tuvieron una cuota de penetración en el mercado por unidades de un 35 por ciento, mientras que en el mercado por valores se situaron en el 15 por ciento, cinco puntos por debajo de la media nacional registrada. La situación en la Región de Murcia es aún más pesimista. Los genéricos solo acapararon un 31,85 por ciento en unidades, mientras que el dato en valores se quedó en el 14,1 por ciento.