| martes, 29 de octubre de 2013 h |

Aunque su ‘nacimiento’ tuvo lugar el pasado mes de julio, el ‘bautismo’ de Unnefar, la cooperativa de segundo grado fruto de la unión del grupo UNNE (Cofas, DGF y Nafarco) y Cruzfarma (Cofarcir, Cofarme, Riofarco y Novaltia) ha tenido lugar varios meses después. En concreto, este 29 de octubre, fecha escogida para la presentación oficial en Madrid del que ya es cuarto grupo nacional de distribución farmacéutica, con una facturación anual aproximada de 1.000 millones de euros (450 millones que facturaba Grupo UNNE más 550 millones correspondientes a Cruzfarma), un 9 por ciento de cuota de marcado y que dará servicio a más de 3.000 oficinas de farmacia asociadas.

Más allá de las cifras, el objetivo de la creación de Unnefar es permitir que sus ocho cooperativas asociadas “se hagan un hueco dentro de los grandes del sector”, como ha destacado su director general, Álvaro Sánchez, durante la puesta de largo de esta nueva cooperativa en el acto celebrado en Madrid. Para ello, se buscará mejorar el posicionamiento mejorar su posicionamiento en sus áreas de actuación y aprovechar sinergias en busca de una mejora de la eficiencia, así como aglutinar el poder de compra, alcanzar más fuerza en el mercado, aumentar su capacidad de negociación con los laboratorios y trasladar todos estos beneficios sus farmacias asociadas.

Según ha destacado el presidente de su consejo rector y también máximo dirigente de la cooperativa asturiana Cofas, Pablo Ramos, Unnefar trabajará en estos objetivos “sin olvidar nuestros orígenes, como es la familia cooperativista, apostando por un modelo solidario y defendiendo el actual modelo de farmacia”.