La nueva ley de plazos no puede incrementar las cifras de abortos
| 2009-04-26T18:04:00+02:00 h |

Carmen Basolas es directora de Relaciones Institucionales de Chiesi España

El debate sobre la aprobación de una ley de plazos para la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) no está siendo fácil para el Gobierno. Una de las debilidades de su argumentario es el no poder defenderse de la afirmación que dice que la nueva ley incrementará los abortos. El Ejecutivo debe contrarrestar esa acusación, puesto que las políticas para luchar contra el aborto (educación, prevención, concienciación) no dan los resultados deseados si atendemos a la evolución de la cifra de abortos y al incremento de los embarazos no deseados, especialmente entre las menores de 20 años.

El Gobierno debe demostrar que incrementa su empeño en esas políticas del largo plazo, pero al tiempo debe tomar nuevas medidas con resultados imprescindiblemente a corto. Debe apostar por la anticoncepción de urgencia (AU) mediante la libre dispensación en farmacias de la píldora postcoital. La AU es el único método anticonceptivo y no abortivo una vez han fallado, por las causas que sean, las medidas contraceptivas tradicionales.

La libre dispensación en farmacias o la prescripción por avanzado de la píldora postcoital ofrecerían resultados tangibles, puesto que existe relación directa entre una rápida y fácil dispensación de la píldora postcoital y la reducción de embarazos no deseados. La iniciativa, con la formulación que el Gobierno considere, demostraría que los diversos mecanismos puestos en marcha en muchas autonomías cuando ofrecen la AU, incluso gratuitamente, no han funcionado suficientemente.

Asimismo nos pondríamos en línea con los países como Francia, Gran Bretaña, Portugal, los Países Bajos, los escandinavos, Estados Unidos, Canadá o Australia, donde la libre dispensación está autorizada. No nos engañemos, lo que necesita la usuaria es una amplia red de centros, como las farmacias y los servicios de urgencia, para dispensar AU en los días y horas que habitualmente se usa y así conseguir la inmediatez en su toma, garantía que no tendrá otra joven ante el trauma de decidir si seguir un embarazo no deseado o abortar.