En 2011 este valor farmacéutico acumula una pérdida que llega hasta el 8%

Actualmente la japonesa cotiza más de un 50% por debajo de su máximo histórico

| 2011-10-14T16:03:00+02:00 h |

L. Díaz

Madrid

La acción de Takeda presenta en 2011 una evolución bajista y acumula desde enero una pérdida del 8 por ciento, evolución sensiblemente peor que la de la media del sector, si bien en los dos últimos meses presenta una tendencia a la estabilización, sobre los 3.600 yenes. Actualmente este valor cotiza más de un 50 por ciento por debajo de sus máximos históricos, marcados en 2006 y 2007, cuando llegó a cotizar por encima de los 8.000 yenes.

Las cuentas de resultados del trimestre del ejercicio 2011-2012 cerrado en junio pasado presentó unas ventas de 357,2 mil millones de yenes (3.415 millones de euros), con un crecimiento interanual del 0,7 por ciento, mientras que el beneficio neto fue de 75,6 mil millones de yenes (722 millones de euros), un 17,9 por ciento más que en el mismo periodo del pasado año.

Las ventas de la división farmacéutica generaron el 89 por ciento de la facturación del grupo, con lo que prácticamente repitió la cifra del pasado año. El mercado japonés aportó el 46 por ciento de esta facturación, con un crecimiento interanual del 5,7 por ciento sustentado en el buen comportamiento de productos recientemente introducidos, mientras que los mercados internacionales generaron el restante, con una caída del 3,4 por ciento debido a la caída en ventas del fármaco Prevacid en Estados Unidos, así como al impacto negativo del tipo de cambio por repreciación del yen. Por su parte, la división de productos de consumo aportó un 4 por ciento de las ventas, con un crecimiento interanual del 7 por ciento.

Al apartado de I+D este grupo destinó en este trimestre 62,1 mil millones de yenes (594 millones de euros), un 7,6 por ciento más que el pasado año, lo que representa un porcentaje sobre ventas del 17,5 por ciento, ratio notablemente superior al de la media del sector. La dirección de este grupo farmacéutico estima cerrar el ejercicio con una facturación de 1,45 billones de yenes (13.850 millones de yenes), con un crecimiento respecto al ejercicio anterior del 2,2 por ciento, mientras que el beneficio podría alcanzar los 250 mil millones de yenes (2.390 millones de euros), con lo que repetiría la misma cifra de 2010.

Takeda ha avanzado en la consecución de los objetivos marcados en su plan estratégico a medio plazo 2011-2013, con especial énfasis en el fortalecimiento de su actividad de investigación, así como en su expansión internacional, con especial atención a los mercados emergentes y a sus tres mercados estratégicos (Japón, Estados Unidos y Europa). En esta línea de actuación cabe señalar el establecimiento de una filial en China, destinada a impulsar la creciente presencia de este grupo farmacéutico en un mercado de enorme potencial.

Como hechos destacados recientes cabe mencionar el lanzamiento del fármaco Edarbi, destinado al tratamiento de la hipertensión, en el mercado de Estados Unidos. Por otra parte, Takeda alcanzó un acuerdo para la adquisición del grupo Nycomed, con sede en Zúrich, operación que le permitirá incrementar su presencia en los mercados europeos, así como en diferentes mercados emergentes, con lo que pasó de contar con redes de venta en 28 países a disponer de ellas en hasta 70 países. Esta adquisición, completada a finales de septiembre, le ha supuesto una inversión de 9.600 millones de euros y contribuirá a incrementar sus ventas estimadas para 2013 en un 30 por ciento, mientras que el resultado operativo un 40 por ciento.

Por otro lado, y en relación con su posible comportamiento en bolsa en el corto y medio plazo, se debe señalar que su perfil actual apunta hacia cierta estabilización, en el entorno de los 3.500 ó 3.600 yenes, si bien por el momento no se observa ningún movimiento de recuperación.