L. Díaz Madrid | viernes, 13 de diciembre de 2013 h |

La acción de Takeda cotiza actualmente en 5.140 yenes, situándose en la franja superior de su rango de variación del último año. Su comportamiento en este periodo ha sido eminentemente alcista, superando un largo periodo de desplazamiento horizontal. La compañía ha recuperado en este periodo parte de lo perdido en años anteriores. Actualmente Takeda cotiza un 35 por ciento por debajo del máximo histórico que marcó en 2006 cuando llegó a superar los 8.000 yenes.

Los últimos resultados publicados son del cierre del primer semestre del ejercicio 2013. Esta primera mitad del ejercicio, correspondiente a los meses de marzo a septiembre de 2013, muestran unas ventas de 828.000 millones de yenes (5.750 millones de euros), con un crecimiento interanual del 5,3 por ciento. El resultado neto del periodo ha ascendido a 64.705 millones de yenes (450 millones de euros), un 46 por ciento inferior al año anterior.

Las ventas de la división farmacéutica aportaron el 90 por ciento de la facturación del grupo, creciendo en el año un 5 por ciento. El mercado japonés generó el 40 por ciento de estos ingresos, mostrando un ligero descenso interanual del 1,8 por ciento, mientras que el resto de mercados internacionales, con el 65 por ciento de la facturación de esta división, presentó un crecimiento del 10 por ciento, en gran medida gracias al excelente comportamiento en los mercados emergentes. Por su parte, la división de productos de consumo aportó el 5 por ciento del negocio, con un crecimiento en el año del 10 por ciento.

Takeda estima cerrar el ejercicio en curso con unas ventas de 1.680 mil millones de yenes (11.700 millones de euros), un 8 por ciento más que el pasado año, mientras que el beneficio neto podría alcanzar los 95.000 millones de yenes (650 millones de euros), un 27 por ciento inferior al del pasado año.

Proyecto estratégico

Takeda ha continuado en este ejercicio desarrollando su proyecto estratégico de convertirse en un actor clave a nivel mundial. Esta estrategia se basa en tres principios: globalización, diversidad e innovación. Takeda sigue apostando fuerte por I+D como base de un desarrollo orgánico; este crecimiento va acompañado de inversiones selectivas en empresas complementarias que le permitan seguir creciendo en su expansión internacional, con un acento muy especial en los mercados emergentes. Esta expansión del grupo va paralela al desarrollo de un modelo de gestión perfectamente adaptado a un grupo global.

Para finalizar, y en relación con su previsible comportamiento en bolsa en el corto y medio plazo, señalar que su tendencia actual es claramente alcista, contando además con un amplio campo de recuperación, circunstancias ambas que le deberían permitir mantener su evolución alcista en los próximos meses.