redacción Madrid | viernes, 27 de julio de 2012 h |

El director general editorial del Grupo Contenidos, José María López, puso los datos sobre la mesa de debate “La desfinanciación en números”: 426 medicamentos excluidos de la financiación pública y 458 millones de euros en ahorros. Una mesa con la que se pretendía situar a los asistentes a la jornada “Estrategias ante la desfinanciación de medicamentos” ante el nuevo escenario económico creado por este medida, además de desvelar el perfil de los medicamentos que van a ser desfinanciados, al menos hasta que sea publicada la resolución final.

Así, de estos 426 fármacos, el porcentaje mayor de desfinanciación (65,8 por ciento) se lo llevan las marcas, muy lejos de los medicamentos no sujetos a prescripción médica (20,29 por ciento) y de los genéricos (13 por ciento). Además, el director general editorial del Grupo Contenidos también destacó un 0,29 por ciento en fármacos de aportación reducida. Con un precio medio de 5,42 euros, hasta el 73 por ciento de los medicamentos desfinanciados tienen un precio menor de cinco euros, afirmó López, quien también subrayó las diferencias que existen entre comunidades.

Tras él, Ignacio Ortín, director de consultoría y ventas de IMS Health, dibujó los cinco escenarios principales con los que se pueden encontrar los fármacos que acaban de ser desfinanciados, atendiendo a la cantidad de medicamentos financiados y desfinanciados que quedan dentro de una misma área terapéutica. En opinión de Ortín, “es importante que cada uno se sitúe y tenga clara la realidad competitiva en la que se encuentra” para, así, poder definir una estrategia adecuada de actuación. En un entorno de gran incertidumbre, consideró importantísimo evaluar la situación de los mercados y contar con alta adaptabilidad y flexibilidad.

Rafael Borrás, director del área de Bioindustria y Farmacia de Antares Consulting, resumió el nuevo escenario económico de las boticas y apuntó seis claves para lograr el éxito. Así, en un entorno dominado por restricciones presupuestarias y decretos ley, en el que todavía permanecen en la prestación farmacéutica ambulatoria “mercados” como las tiras reactivas o los medicamentos de diagnóstico hospitalario, incidió en varios aspectos para que la desfinanciación se convierta en un instrumento de éxito para el sector.

Para él, una clave es favorecer los switches, para que los fármacos desfinanciados dejen de estar sujetos a prescripción en el menor tiempo posible. En segundo lugar, estimó que es importante que permanezcan en las bases de datos de cada autonomía y que se adecuen los precios a la realidad del mercado, además de establecer un seguimiento exhaustivo del riesgo del posible desplazamiento de la prescripción. Unas claves de éxito que se completarían con la individualización de las estrategias de promoción y posicionamiento para cada producto y la creación de un plan integral de colaboración entre la farmacia, la industria y la administración.

Un éxito del que Esteban Plata, presidente de Anefp, está plenamente convencido. Así se lo comunicó a los asistentes durante la clausura de la jornada, en la que recomendó a los profesionales que analizaran éxitos y fracasos antes de embarcarse en nuevas estrategias, al tiempo que lanzaba un mensaje de absoluto optimismo: “Esto va a ir a mejor”.