L. Díaz Madrid | viernes, 31 de enero de 2014 h |

El sector farmacéutico cerró su semana bursátil con un claro predominio de las caídas. De los valores que integran el Índice Global, 22 cerraron en negativo frente a tan solo cinco que lograron anotarse algún avance. Los movimientos más significativos fueron, por el lado bajista la caída de Merck KGAA del 13,8 por ciento, mientras que por el lado positivo Celesio se anotó una subida del 6,7 por ciento.

En lo que va de año el Índice Global acumula una ligera ganancia del 0,3 por ciento, comportamiento algo mejor que el de la media de los mercados, mientras que en la comparación interanual su plusvalía se eleva al 22 por ciento, comparando nuevamente bien con la media de las bolsas.

A pesar de la pérdida de Gilead esta semana de un 2,7 por ciento, la compañía continúa posicionado por encima de los 80 dólares, muy cerca del límite superior de su rango de variación del último año. El perfil que ha mostrado este valor en el último año ha sido eminentemente alcista, destacando la constancia de este movimiento, ajeno a la volatilidad que han mostrado muchos de sus competidores. Los analistas anticipan un precio objetivo para el corto y medio plazo de 91,6 dólares, un 15 por ciento por encima de su precio actual. No parece un objetivo especialmente ambicioso a tenor de la fortaleza mostrada por la compañía americana en los últimos meses, no obstante el hecho de cotizar muy por encima de sus referencias históricas (en los últimos 4 años ha multiplicado por 5 su valor en bolsa) podría dificultar algo su recorrido alcista.

Periodo de inestabilidad de Abbott

Abbott cerró una semana muy negativa con una corrección del 5,8 por ciento, cotizando actualmente en una zona intermedia dentro de su rango de variación del último año. A diferencia del valor anterior el comportamiento de Abbott en los últimos 12 meses ha venido marcado por cierta inestabilidad con oscilaciones en algunos casos muy significativas tanto al alza como a la baja. Este valor acumula en la comparación interanual una plusvalía del 10 por ciento, sensiblemente por debajo de la ganancia media del sector. Los analistas anticipan un comportamiento alcista en el corto y medio plazo, estimando un precio objetivo de 41,9 dólares, un 17 por ciento por encima de su la cotización que registra actualmente.

La compañía española Faes cerró la semana también en negativo con una corrección del 3,6 por ciento, cotizando actualmente en 2,7 euros. Faes cedió en estos últimos días las ganancias que acumulaba en un arranque de 2014 alcista, manteniéndose en los niveles medios en los que ha venido oscilando en los últimos meses. Faes es un valor que sigue sin consolidar un cambio de tendencia que le permita recuperar parte del espacio perdido en los últimos años. No obstante al menos ha conseguido estabilizarse en la cercanía de los 3 euros, superando los niveles mínimos en los que se movió durante buena parte del pasado año.

Zeltia también cerró en negativo con una caída del 5,6 por ciento. La evolución de este valor en las dos últimas semanas ha sido negativa perdiendo parte de las ganancias acumuladas en un comienzo de año de fuerte perfil alcista. Zeltia acumula en la comparación interanual una ganancia superior al cien por ciento, rozando en algunos momentos los tres euros. Es un valor que presenta un fuerte potencial de subida y que en el corto y medio plazo podría mantener una línea de subida.