Aquilino García

Vocal de Alimentación del Consejo General de COF

| 2010-05-14T16:14:00+02:00 h |

alberto cornejo

Madrid

Sevilla acogerá los próximos días 20, 21 y 22 de mayo las Jornadas Nacionales de Alimentación 2010, organizadas por la vocalía de Alimentación del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Su responsable actual, Aquilino García, no es novato en la organización de estas jornadas, ya que durante su primera etapa en este departamento (2003-2007) también estuvo al frente de las octavas jornadas, celebradas en Huelva en 2006.

Pregunta. Para esta décima edición se ha escogido el lema, “El farmacéutico alimenta tu salud”. ¿Con qué objetivo?

Respuesta. Por su formación académica, el farmacéutico no es sólo un referente en medicamentos, sino que su campo se abre a otras disciplinas como los análisis clínicos, las ortopedias, hospitales y, por supuesto, la alimentación. El lema escogido para esta edición no es casual. Hemos querido hacer un juego de palabras por la cual nos ofrecemos a la población para ayudarle a resolver sus problemas relacionados con la alimentación que pueden perturbar su salud.

P. Las campañas relacionadas con este campo son habituales en las farmacias nacionales. ¿Responde el paciente y deposita su confianza en los boticarios?

R. La referencia que supone el farmacéutico en temas de alimentación se demuestra día a día con los millones de consultas que realizan los pacientes en las oficinas de farmacia. Todas las campañas que ha organizado el Consejo General para mejorar la alimentación y por ende la salud de la población han tenido un indudable éxito. Nuestras campañas dirigidas a las amas de casa, escolares, tercera edad, mujeres en etapa preconcepcional, embarazadas o desayunos saludables son reiteradamente solicitadas por la sociedad y son cientos de miles de personas las que se han beneficiado de ellas. Esta implicación ha conllevado que el paciente confíe plenamente en este profesional como asesor y consejero nutricional.

P. Alimentos y medicamentos, ¿tienen más en común de lo que nos podemos imaginar?

R. Hasta ahora sabíamos diferenciar claramente lo que era un medicamento y lo que era un alimento, y sabemos que ciertos componentes de estos últimos tienen positivos efectos sobre la salud. Sin embargo, actualmente, a la gran mayoría de los alimentos que se publicitan se les quiere otorgar ‘porque sí’ algún impacto positivo sobre la salud. Así, han aparecido, junto a los alimentos funcionales, terminologías como novel food, nutracéuticos, alimentos de diseño… Se quieren convertir las despensas en farmacias y se está desdibujando la línea divisoria entre el alimento y el medicamento. El resultado es que se está creando gran confusión.

P. ¿A quién responsabilizar?

R. El principal problema es que nuestra legislación es muy difusa y, además, la que nos viene de Europa tampoco ayuda a resolver el problema. Por ello, hay que apostar por el farmacéutico como el profesional adecuado para resolver problemas así, por su doble vertiente de técnico de medicamentos y alimentos.

P. Hablemos de los contenidos del evento. Se insistirá en esta edición en conceptos como la crononutrición. ¿Aún desconocido?

R. La crononutrición es un concepto nuevo que está irrumpiendo con mucha fuerza. Los seres humanos disponemos de un reloj biológico y las nuevas revoluciones científicas nos dicen que no sólo hay que tener en cuenta el valor intrínseco del alimento, sino que también la elección de los mismos según el momento del día contribuyen al correcto funcionamiento de esos ritmos biológicos del organismo. En estas jornadas vamos a estudiar qué hay de cierto y de científico en todo ello.

P. También se hablará de formación universitaria en Alimentación. ¿Tiene suficiente presencia en los estudios de Farmacia?

R. Entre el 10 y el 15 por ciento de los créditos que se imparten en la actual licenciatura de Farmacia tienen relación con materias de alimentación y nutrición. Es la licenciatura con más carga lectiva en este sentido, aunque por supuesto también es mejorable.

P. ¿Es la rama de la Alimentación una salida desconocida?

R. La gran salida de esta profesión es el ejercicio en oficina de farmacia, lo cual provoca que queden semiocultas otras salidas no menos interesantes, como ésta. Pero hay muchos profesionales dedicados a la Alimentación en docencia, en investigación (ya sea en la universidad o industria alimentaria), en la Administración pública (en departamentos de Sanidad o Educación) e incluso en consultoras, asesorando a empresas privadas y realizando el control de sus productos.

P. En muchos de esos casos, realizando labores de seguridad alimentaria, ¿no?

R. El farmacéutico tiene las mejores condiciones para contribuir a acciones de seguridad alimentaria. El Consejo General trabaja estrechamente con la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

P. ¿Habrá actividades a pie de calle en el marco de las jornadas?

R. Por primera vez en unas Jornadas de Alimentación, tendremos una actividad de cara a la población. Los ciudadanos podrán medirse su índice de masa corporal y su índice de grasa con unas básculas que colocaremos en la calle. Los datos que se obtengan en estos días se plasmarán en un estudio epidemiológico cuyos primeros resultados de comunicarán en la clausura de las jornadas.