El Global Madrid | viernes, 21 de febrero de 2014 h |

El consejero de Salud de Baleares, Martí Sansaloni, ha vuelto a reclamar en Madrid “una mejor financiación para Baleares”, en un discurso pronunciado en la sede de Previsión Sanitaria Nacional. El consejero ha incidido en la idea de que Baleares es objeto de un “agravio comparativo” con respecto al resto de comunidades, ya que sufre “una precariedad histórica en términos de financiación”. A la cola de España en gasto por habitante, el sistema de financiación no cubre sus necesidades en infraestructuras y recursos humanos. El problema viene de lejos. Sansaloni lo achaca a la “deficiente transferencia de las competencias” en 2002. El criterio poblacional utilizado (el de 1999) se quedó corto, ya que Baleares es una de las regiones cuya población ha crecido más en la última década (más de un 21 por ciento).

Desde este punto de vista, el consejero ha comparado la situación de Baleares con otras comunidades, como Extremadura o Canarias. En el caso de Extremadura, similar en términos poblacionales, ha recordado que en el momento en el que se produjeron las transferencias ésta recibió el doble de inversiones en infraestructuras que Baleares, lo que se tradujo en 95 centros de salud frente a los 42 que se crearon en el archipiélago. Canarias, por su parte, recibe el 70 por ciento del total destinado a la insularidad (88,6 millones de euros), frente a los 25,6 que recibe Baleares.

Sansaloni también ha destacado que, pese a la insuficiencia financiera, la región ha construido un sistema eficiente gracias, entre otras medidas, a los buenos resultados en relación al gasto de farmacia ambulatoria y hospitalaria, con un gasto de 12 euros por habitante, en comparación con otras regiones, como Galicia, con más de 20.