En el acumulado del año la acción de esta farmacéutica pierde un 40%

En la comparación interanual Rovi ha retrocedido hasta un 28%

| 2010-07-02T15:42:00+02:00 h |

L. Díaz

Madrid

La acción de Rovi cotiza actualmente a 4,65 euros, con lo que se coloca cerca del límite inferior de su rango de variación del último año. Su comportamiento en 2010 ha sido eminentemente bajista, al marcar un mínimo del año a principios de junio, cuando se acercó a los 4 euros. A partir de entonces, frenó su bajada y lentamente ha superado esta fase descendente, y ha comenzado a recuperar algunas posiciones. En el acumulado de 2010 muestra una caída del 40 por ciento, que lo sitúa entre los valores de la muestra con peor comportamiento en este periodo. En la comparación interanual presenta una caída del 28 por ciento, con lo que compara mal con la media del sector.

Los últimos resultados presentados corresponden al primer trimestre de 2010, y en ellos cabe destacar un crecimiento de los ingresos operativos del 11 por ciento, hasta los 33,3 millones de euros. Igualmente, se debe reseñar el dinamismo de la división de productos farmacéuticos, con un crecimiento interanual del 17 por ciento, lo que compensa el peor comportamiento de la división de fabricación para terceros, así como de la división de productos OTC.

Dentro del negocio farmacéutico destaca el buen comportamiento de los fármacos Bemiparina y Exxiv. El primero de ellos logró unas ventas de 11 millones de euros, un 13 por ciento superiores a las del mismo periodo del año anterior, y el segundo unas ventas de 2 millones de euros, un 23 por ciento más que el pasado año.

Por otro lado, el margen bruto sobre ventas mostró cierta contracción, al pasar del 70,2 al 67,1 por ciento, debido principalmente al crecimiento de sus gastos de producción, especialmente los de Bemiparina, que llegaron a duplicarse en relación al mismo trimestre del año anterior. Por su parte, el Ebitda (beneficio antes de intereses e impuestos) alcanzó los 6,9 millones de euros, con un incremento interanual del 6 por ciento, mientras que el beneficio neto fue de 5 millones de euros.

Al apartado de I+D Rovi destinó 2,4 millones de euros, un 24 por ciento más que en el ejercicio anterior, debido a mayores gastos en ensayos clínicos. Dentro de este apartado cabe mencionar los resultados positivos logrados por Bemiparina en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer de pulmón. Asimismo, como hechos destacados recientes cabe mencionar el acuerdo de intenciones alcanzado con Novartis, que abre las puertas a un posible pacto de transferencia de tecnología.

Tras la presentación de estos resultados Rovi ha mantenido sus estimaciones para el año en curso, con un crecimiento previsto de los ingresos operativos ligeramente por encima del 10 por ciento. Este crecimiento se debería apoyar en el dinamismo que muestra Bemiparina, en el lanzamiento de nuevos productos, así como en las licencias de distribución de productos firmadas con MSD. Por el lado negativo, cabría esperar un menor crecimiento en la línea de fabricación para terceros, así como de la línea OTC y estética.

En relación con su posible comportamiento en bolsa en el corto y medio plazo, los expertos señalan que su cotización actual es excepcionalmente baja en relación a sus precios históricos, y si bien en los últimos meses ha mostrado una tendencia bajista acusada, no es menos cierto que cuenta con un potencial de recuperación significativo.

No obstante, recientemente la casa de bolsa de UBS ha rebajado el precio objetivo sobre este valor de 8,6 euros a 6,2 euros, aunque mantiene su recomendación de comprar. Asimismo, la casa de bolsa de La Caixa también ha recortado su precio objetivo de 9,5 euros a 8,8 euros, rebaja motivada por los resultados conocidos de los ensayos clínicos del fármaco Bemiparina, que no han demostrado su eficacia en el tratamiento de la úlcera de pie diabético.