| viernes, 02 de septiembre de 2011 h |

Severin Schwan. A pesar del contexto actual, el CEO de Roche se muestra optimista al defender que “la industria farmacéutica no ha llegado a su fin”. La compañía suiza ve en las terapias personalizadas enorme potencial por el que apostar.