| viernes, 16 de septiembre de 2011 h |

Javier Fernández-Lasquetty. El consejero de Sanidad madrileño considera que el coste de implantar la factura sanitaria informativa, que asciende a 250.000 euros, es muy bajo en relación a los beneficios que aporta informar al paciente.