j. n. Madrid | jueves, 16 de enero de 2014 h |

La presidenta de la patronal madrileña de oficinas de farmacia Adefarma, Alexia Lario, se ha sumado a la terna de precandidatos a presidir el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid. Lario, cuya experiencia al frente de la patronal la avala para embarcarse en esta aventura, explica a EG los motivos que le han llevado a dar este paso y las razones por las que quiere asumir la responsabilidad de tomar las riendas de una institución que cuenta con casi 11.000 colegiados.

Pregunta. De la presidencia de Adefarma a ser precandidata a la presidencia del COF de Madrid. ¿Qué le ha llevado a tomar esta decisión?

Respuesta. Son varias las circunstancias las que me han llevado a dar este importante paso en mi vida. Respecto a la parte personal, estoy en un momento en el que me puedo permitir dedicarme al colegio plenamente, en cuerpo y alma. Por otro lado, por el apoyo que he recibido por parte de instituciones, compañeros y amigos, que me han animado mucho a dar este paso. Y una tercera razón que me han impulsado a tomar esta decisión son los momentos complicados por los que pasa toda la profesión. Creo que hay que luchar y trabajar por ellos.

P. Dado el momento. ¿Merece la pena embarcarse en una aventura como es la de dirigir el colegio de Madrid?

R. Creo que sí. Tengo una un reconocimiento profesional y una experiencia importante, y puedo aportar mucho al colegio. ¿Momentos complicados? Alguien tiene que enarbolar la bandera de la profesión y dar un paso al frente, y yo lo he dado.

P. Encima, próximamente entrará en vigor la Ley de Servicios y Colegios Profesionales, con el componente económico que eso llevará para los colegios profesionales.

R. Esta ley no nos va a pillar por sorpresa, por lo que uno de los puntos programáticos que llevaré en mi candidatura será la reducción en más de un 30 por ciento la contribución que venimos realizando los colegiados.

P. ¿Se puede?

R. Sí, tendremos que promover políticas de austeridad, eliminar gastos superfluos, adoptar en este sentido. No quiere decir que reduzcamos el presupuesto total del colegio, sino que se puede bajar los gastos a los colegiados y generar ingresos por otras vías.

P. ¿Cuáles son las principales carencias que ve en el colegio y que deberían ser solucionadas?

R. Todo siempre es mejorable, y en una institución tan importante como el colegio sí hemos detectado alguna carencia. El farmacéutico reclama una participación más activa del colegio como institución. Creo que en los últimos años no ha estado suficientemente activo en la defensa de los intereses de los farmacéuticos. También, desde mi punto de vista, se ha perdido el liderazgo que tenía el colegio hace años, incluso creo que hemos perdido el reconocimiento de la profesión por parte de los colegiados.

P. Aunque supongo que también han existido cosas positivas, ¿no?

R. Claro, por ejemplo la continuidad del concierto de 2004 que garantizaba el cobro. Lo ha mantenido incluso en los momentos de mayor dificultad, eso ha sido un logro. También se ha actuado de una forma correcta en la coordinación que ha realizado para implantar la receta electrónica. Y una tercera cosa positiva: ha mantenido una muy buena relación con la empresarial, que antes no existía, algo que ha propiciado que haya trabajado junto a Adefarma en numerosos proyectos.

P. Esta línea si llegas a presidir el colegio la continuarás, ¿no?

R. Hombre, creo que sí.

P. Porque en caso de ser presidenta… ¿Dejarías Adefarma?

R. Sí, porque el colegio requiere una presencia full time. Además, el colegio y la patronal a veces defienden intereses distintos. Lo que tengo claro es que no voy a hacer una campaña siendo presidenta de Adefarma, dimitiré antes.

P. El resto de los precandidatos tienen en sus listas miembros de la última junta directiva del colegio…

R. Mi equipo se está definiendo pero no voy a contar con miembros de la actual junta de gobierno del colegio. Nuestra propuesta es de renovación y de cambio, y difícilmente esto podría llevarse a cabo con personas que han estado en la junta de gobierno del colegio y no lo han hecho. Sería insólito. Es importante que sea una candidatura fresca y nueva que aporte experiencia y juventud.

P. ¿Habrá en tu candidatura alguien de tu equipo de Adefarma?

R. Adefarma es una institución muy importante para el sector y creo que no sería bueno desmembrar un equipo que está muy cohesionado. Me llevaría de la mano a todo mi equipo ahora mismo, pero no puedo dejar a Adefarma sin gente.

P. Renovación y cambio, ¿es el mensaje que quiere transmitir?

R. Es uno de ellos. También ilusión y esperanza. Hay que volver a dignificar la profesión farmacéutica que en los últimos tiempos ha estado un poco baja. Hay que lograr que el colegiado se sienta otra vez representado y tenga ilusión.

P. Que hayas sido durante seis años presidenta de Adefarma, ¿supone un hándicap o una ventaja de cara a optar a la dirigir el colegio de Madrid?

R. Creo que es una fortaleza. Evidentemente Adefarma se centra en los titulares de farmacia, pero no quita para que no conozca la profesión de una forma general, porque la oficina de farmacia está relacionada con el resto de las áreas de la profesión, instituciones, otros representantes del sector… Además, llevo la palabra farmacia muy dentro porque mi familia ha trabajado siempre por y para la profesión, algo que también obliga y compromete.

P. Eso sí, ahora no se centraría únicamente en los farmacéuticos titulares de oficina de farmacia.

P. Exactamente. Si fuese presidenta del colegio sería la presidenta de todos los colegiados, pero evidentemente tendré en mi equipo farmacéuticos que conocen muy bien cada uno de los sectores.

P. Antes comentaba que desea que los colegiados participen más activamente en el colegio. ¿Qué propone?

R. Para que se escuche la voz del farmacéutico hay que modificar muchas cosas, desde las cosas más simples, como el acceso telefónico, por ejemplo. Y cercanía, dedicar tiempo al colegiado, abrir mi agenda para que me puedan contar de primera mano los problemas, inquietudes y dudas que puedan tener.

Tengo claro que no voy a hacer campaña electoral siendo presidenta de Adefarma, dimitiré antes”

Hay que lograr que el colegiado se sienta otra vez representado y que tenga ilusión”