Premios BiC

Varias farmacias ‘online’ ilegales hacen uso de su logo como “falsa” certificación

La patronal farmacéutica alerta al PE de un posible uso similar de la bandera europea

| 2010-05-28T16:28:00+02:00 h |

redacción

Bruselas

En el comercio ilegal de medicamentos, falsificados o no, a través de Internet parece haberse instalado el lema ‘todo vale’. Incluso, la utilización fraudulenta del nombre e imagen de instituciones sanitarias, con la única intención de engañar al consumidor sobre la supuesta seguridad y certificación oficial del sitio web que nunca han tenido ni tendrán. A este respecto, la patronal farmacéutica europea (PGEU) ha sido la última víctima al respecto.

La semana pasada, la PGEU denunció tener constancia de que varias farmacias online ilegales indicaban en su website tener el apoyo de la PGEU en sus operaciones. En este sentido, como precisó la patronal, estas farmacias online afirmaban que “todos los medicamentos comercializados en esta web han sido aprobados por la PGEU”. Incluso, una página registrada en Rusia, que llevaba a cabo esta práctica fraudulenta, iba más allá al incluir en la parte inferior de la página el propio logo de la PGEU, sobre el que el consumidor podía hacer clic para ser redireccionado a un certificado oficial de operaciones rubricado con la firma falsa de su presidente, Filip Babylon.

Por si esta pseudocertificación no fuese suficiente a ojos del cliente, algunas de estas páginas web añadían los logos y certificación de otros cuatro organismos de certificación internacionales. A finales de la semana pasada, ninguna de estos sitios estaba ya operativo, aunque desde la PGEU se recordó la alta probabilidad de que sus administradores “ya estén operando con otra cuenta”.

Aviso a la UE

Desde la PGEU se quiere alertar también de que ningún organismo puede estar a salvo de esta suplantación de su imagen y que, cuanta más importancia tenga dicha institución en el ámbito social o internacional, más opciones tiene de convertirse en objetivo de los fraudes de estos estafadores.

En base a este pensamiento, la PGEU ha realizado un aviso a la Unión Europea sobre estas prácticas, ya que, precisamente, el Parlamento Europeo (PE) debe decidir próximamente si acepta la propuesta realizada en enero por la Comisión Europea para que aquellas farmacias online europeas que operen legalmente puedan lucir un logotipo común (el símbolo de la UE) con el objetivo de identificarlas como proveedores legales ante los consumidores.

En este sentido, debido al conocimiento de estos fraudes en la Red, el secretario general de la PGEU, John Chave, consideró que “estos sistemas tienen que ser infranqueables, ya que la facilidad con la que la certificación pudiese ser falsificada deja entrever las limitaciones de los mismos”.

A este respecto, Chave es partidario de que a aquellos pacientes que deseen comprar medicamentos a través de Internet “se les ofrezcan opciones seguras de ello”, sin descartar por completo la venta en Red de medicamentos o la expedición de certificaciones oficiales. Ahora bien, insiste en que se tienen “que explorar todas aquellas opciones tecnológicas que impidan la manipulación de la autenticidad por parte de los falsificadores, ya que no podemos permitir que recaiga sobre el paciente la responsabilidad de vislumbrar si la certificación es real o no”. Por ese motivo, Chave quiso recordar que “la experiencia muestra que corremos el riesgo de crear una falsa sensación de seguridad si la falsificación es sumamente fácil”.

Sobre la posible implantación del logotipo de la UE en sitios web legales, los planes propuestos por la Comisión Europea situarían a todos los Estados miembro como encargados de velar y garantizar que ese logotipo no pueda ser falsificado, además de publicar en páginas oficiales un listado de esas farmacias.