| viernes, 15 de enero de 2010 h |

Trinidad Jiménez

A falta de informaciones, se cerró una semana de rumores gubernamentales con Trinidad Jiménez como una de sus protagonistas. No sólo suena como posible vicepresidenta en la remodelación del Gabinete que, según dicen, acometerá José Luis Rodríguez Zapatero tras la presidencia española de la UE, sino como posible candidata para las próximas elecciones generales. En estos comentarios ha tenido mucho que ver el hecho de que Jiménez se mantenga como una de las políticas mejor valoradas del Gobierno, fundamentalmente —y dados todos los flancos que mantiene abiertos Sanidad— por la gripe A. La prudencia con la que gestionó la adquisición de vacunas ha vuelto a hablar en su favor en una semana de caos negociatorio entre los países y las compañías.