Juan Nieto
Subdirector de El Global
| viernes, 04 de julio de 2014 h |

La distancia que separan las palabras de los hechos puede ser muy corta, como la carrera en los banquillos de la NBA de Terry Dischinger, o tan extensa como la saga de videojuegos de Final Fantasy. ¿De qué depende? De la predisposición de los agentes que deben hacer posible el pasar de una a otra. Si la predisposición (y los medios para hacerlo) es positiva, se convertirá en una transición rápida. Si no, habrá problemas, se demorarán las promesas y se crearán tensiones.

¿Un ejemplo de la posibilidad de que se convierta en un sorpasso tan breve como el reinado de Luis I, primogénito de Felipe V? Podría ser la propuesta de desarrollo del acuerdo marco suscrito por el Ministerio de Sanidad y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos para establecer y articular un espacio de colaboración entre ambas instituciones. Parece que la predisposición es adecuada para que el acuerdo no se quede en una mera declaración de intenciones y suponga el paso definitivo para la integración plena del farmacéutico en el SNS. Por parte de Carmen Peña, presidenta de los farmacéuticos españoles, tengo la constancia de que no va a quedar. Y parece que por la de la ministra Ana Mato tampoco, si es que atendemos por sus palabras: “El papel del farmacéutico resulta esencial para garantizar el seguimiento farmacoterapéutico del paciente y, en especial, del paciente crónico y polimedicado, así como para el uso responsable de los medicamentos y su correcta utilización”.

Pero… ¿A qué precio está el kilo de palabra de político? No lo sé, pero ese papel esencial al que se refiere Mato debe ser el mismo que el que desarrolle a la hora de dispensar vacunas o a la hora de entrar en planes de cribado de cáncer colorrectal. Igual de esencial que son sus aportaciones al RDL 5/2000… Una ‘esencialidad’ por la que habría de ser tratado como un pilar esencial del SNS y, por tanto, por la que debería de ser remunerado en el tiempo y la forma acordados. Porque, si no es así, podemos perder a ese agente esencial del sistema, como pueden perderse casi un 5 por ciento de las farmacias existentes por la crisis, impagos… (Carlos González Bosch dixit)

Y no puedo dejar de referirme a la reunión que mantuvo en la sede del COF de Barcelona un grupo de farmacéuticos denominado Farmacéuticos para la Independencia. Hay que tener mucho cuidado con las mezclas, con mezclar ácidos y bases, ya que por mucha pericia que se tenga como farmacéutico, aquí funcionan los principios de Plutarco sobre la mujer del César.

Helen Thomas: “I don’t think a tough question is disrespectful” (“No creo que una pregunta difícil sea una falta de respeto”).

El farmacéutico juega un papel esencial en el SNS. Habrá que pasar de las palabras a los hechos

También puedes seguir a Juan Nieto en twitter: @johnjohn1600