Premios BiC
Alberto Cornejo Madrid | viernes, 01 de julio de 2016 h |

“¡You are the number one! ¡You are the number one!” Imagínense la escena. Merece más la pena, si cabe, conociendo a su protagonista. Nos situamos en un hotel de Lisboa a finales de la década de los noventa. A la capital portuguesa había viajado expresamente Francisco Martínez (1951-2016) con el único objetivo de ‘camelarse’ al norteamericano Charles Hepler — uno de los ‘padres’ de la atención farmacéutica a nivel internacional, junto a sus otros referentes Lisa Strand, Joaquín Bonal, etc.— para viajar a España a impartir sus conocimientos en un próximo congreso de Ciencias Farmacéuticas en Toledo. Una vez gastada la única frase que sabía en inglés, la recepcionista del hotel hizo el resto como traductora. Cómplice necesaria.

Y Paco lo consiguió: Hepler visitó España. Y ahí empezó la segunda parte del plan: “encerrarse” con este maestro durante varios días para que les trazase las líneas a seguir para desarrollar en nuestro país eso que por entonces “molestaba tanto”: la atención farmacéutica y el mayor compromiso asistencial del farmacéutico con los pacientes. Por ello, a pesar de los múltiples reconocimientos, galardones y méritos obtenidos en su vida profesional, si una ‘medalla’ se colgaba Paco era este logro.

Allí donde surgiese cualquier movimiento cuasi clandestino para madurar este nuevo concepto del farmacéutico, allí estuvo él: en el Moncayo (junto a otros “ilusos” que, segun recordaba, décadas despúes “mantienen la ilusión” como María José Faus o Mercé Martí), en San Sebastián en 1999 (donde en un aseo, en un impass entre conferencia y conferencia , surgió la idea de crear una sociedad científica), en el madrileño Hotel Cuzco un 27 de julio de 2000 (donde once farmacéuticos gestaron la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria). Tantas y tantas anécdotas que a Paco se le caían de las manos en cualquier conversación. Eso sí, no esperasen otras que no estuviesen relacionadas con esta práctica.

En el frío, pero prolífico, ‘negro sobre blanco’, Francisco Martínez cerró con su fallecimiento este 28 de junio un amplio currículum: fundador, ex presidente (2000-2002) y presidente de Honor de Sefac; miembro del Grupo de Investigación en AF de la Universidad de Granada, patrono de la Fundación Pharmaceutical Care, profesor asociado de la Universidad CEU-Cardenal Herrera… Pero, por encima de todo, referente y voz autorizada en el sector. Él aseguraba “tener un sueño” —se recomienda buscar en la Red su discurso en el acto de celebración del X aniversario de Sefac, un incunable de la farmacia nacional— que ahora les corresponde a otros seguir trabajando en hacerlo realidad: “que los farmacéuticos seamos imprescindibles y así se nos reconozca”, reclamaba.

Paco, tu también eras (eres) number one. Descansa en paz, ‘pitufo boticario’.