Miguel Vargas es presidente de FEEF | viernes, 12 de julio de 2013 h |

Hoy, en un contexto de crisis e incertidumbre, los estudiantes levantamos la cabeza de los libros y nos preguntamos qué será de nosotros. La farmacia vive momentos delicados y no somos ajenos a ello, puesto que nos afectan muy directamente. A los problemas de siempre hoy sumamos la incertidumbre de no saber si podremos dedicarnos profesionalmente a aquello que queremos y que nos apasiona: la farmacia. Por ello nos planteamos qué pasará con nuestra futura profesión como consecuencia de la eliminación de competencias exclusivas, intentos de cambio de modelo de farmacia, menos plazas de residente para especializarse, etc.

Queremos promover un cambio en nuestra visión del futuro así como de la visión que se tiene de nosotros, algo fundamental si pretendemos ser los protagonistas de dicho futuro. En este sentido, desde la Federación Española de Estudiantes de Farmacia (FEEF), tras 25 años de trabajo, apostamos por trabajar en dos frentes diferentes. Por un lado, concienciar al resto de compañeros de la talla multidisciplinar del Grado en Farmacia y el gran trabajo que podrán desarrollar como futuros farmacéuticos. Para ello, aunque tras lograr el reconocimiento del máster entre nuestras competencias y con los nuevos planes de estudio se ha dado un paso adelante, creemos que todavía se debe trabajar en mejoras futuras. Por otro lado, desde la FEEF queremos mostrar a la sociedad nuestro papel como futuros profesionales de salud, y el trabajo, a veces invisible, que realizamos ya sea desde la facultad, en las prácticas tuteladas o bien ya incorporados al mundo laboral. Quizá por nuestro compromiso en ese trabajo silencioso pero contante hemos sido los elegidos para organizar el X Congreso de Otoño de la Asociación Europea de Estudiantes de Farmacia, que analizará en un contexto continental, el futuro del farmacéutico.

Los estudiantes de Farmacia queremos un modelo de farmacia en el que seamos los responsables sanitarios que aconsejen al ciudadano sobre tratamientos farmacológicos y otros temas relacionados con la salud; sin olvidar que queremos trabajar en todos los campos de la Salud Pública posibles. También queremos ser protagonistas de las investigación de soluciones a las grandes enfermedades de hoy. Por todo esto, hoy más que ayer, los futuros farmacéuticos queremos tomar la palabra.