Premios Fundamed
| domingo, 26 de abril de 2009 h |

Pedro Capilla es presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF)

El próximo 19 de mayo es una fecha clave. Una fecha en que está prevista tanto la celebración de la vista oral del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de Luxemburgo en relación con la cuestión prejudicial de Asturias, como la publicación de la sentencia del mismo tribunal sobre los asuntos acumulados del procedimiento de infracción italiano y de la cuestión prejudicial alemana.

Con respecto al primer tema, puedo decir que desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) se viene trabajando en el tiempo y se tiene constancia de que el abogado del Estado español, personado en el caso, intervendrá en la línea mantenida hasta ahora. Una línea basada en la defensa de los criterios que son mejores para el ciudadano. No en vano, el actual modelo español de farmacia, planificado y regulado, se sitúa entre los mejores de Europa, si no el mejor, registrando los indicadores más altos de calidad y accesibilidad al ciudadano.

En cuanto a la resolución del denominado ‘caso italiano’, entendemos que las conclusiones del abogado general del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de Luxemburgo, Yves Bot, publicadas a finales de diciembre, recogen importantes argumentos de peso en defensa de los intereses de la sociedad. Por ese motivo, esperamos que esas conclusiones sean ratificadas por el Tribunal en sentencia firme. Dicho abogado general destacaba en sus conclusiones que la restricción a la libertad de establecimiento está justificada por el objetivo de la protección a la salud pública.

Es muy importante destacar que el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha actuado en todo momento en colaboración y coordinación con el Gobierno español, quien ha defendido y defiende el modelo español de farmacia desde la convicción de ser el mejor modelo al servicio del ciudadano. Porque no olvidemos que los diferentes legisladores en el tiempo vienen regulando y legislan en beneficio de la sociedad, no del farmacéutico.

El próximo 19 de mayo será una fecha clave y confiamos en que el modelo español de farmacia no se vea deteriorado, ni perjudicado, sino al contrario, se vea fortalecido ante las continuas y reiterativas presiones económicas y pseudoliberalizadoras procedentes de Europa. El ciudadano será el principal beneficiado.