La compañía suiza hizo efectiva la compra del 77% de las acciones de Alcon por 38.500 millones de dólares
| 2010-01-08T16:08:00+01:00 h |

redacción

Basilea

La farmacéutica suiza Novartis fijó este principio de año como el momento idóneo para ampliar su peso en el conjunto de acciones de Alcon, de la que era propietaria de un 25 por ciento de la compañía, hasta alcanzar el 77 por ciento. Y es que, la compañía con sede en Basilea ve en Alcon, uno de los líderes en investigación sobre salud ocular, un elemento clave para la ampliación de su presencia internacional y su catálogo de productos. Cabe recordar que en abril de 2008 Nestlé traspasó a Novartis parte de las acciones de esta compañía, concretamente el 25 por ciento y, la compañía suiza se hizo con el derecho a optar por el 52 por ciento adicional que, con esta operación, ha adquirido.

La decisión de ampliar su presencia en el accionariado de Alcon llegó, tal y como confirmó el CEO de Novartis, Daniel Vasella, en el “momento idóneo para simplificar la propiedad de Alcon y eliminar incertidumbres para los empleados y los stakeholders”. En este sentido, Novartis tiene previsto completar la totalidad de esta adquisición en la segunda mitad de 2010, y la cifra total de la operación iniciada en abril de 2008 quedará fijada en 38.500 millones de dólares, con un valor por acción de 168 dólares.

La incorporación de este paquete accionarial servirá, además, para “fortalecer el poder de innovación y combinar” los esfuerzos en I+D y el crecimiento de la presencia de la compañía “en el mercado global”, tal y como aseguró el propio Vasella como valoración de la operación efectuada.

Novartis en la senda de 2009

La adquisición del paquete accionarial de Alcon, que ha convertido a Novartis en accionista mayoritario de la misma, no hace sino continuar la línea marcada por la compañía suiza en 2009, año en el que completó tres operaciones de compra de empresas.

La primera adquisición llegó en el mes de septiembre del pasado año de la mano de su filial de vacunas Sandoz (que absorbida por Novartis en 2008), al hacerse con la totalidad de Ebewe Pharma por un montante que ascendió a 1.300 millones de dólares (más de 907 millones de euros). Asimismo, a principios de noviembre, Novartis adquirió el 85 por ciento de la farmacéutica china Zhejiang Tianyuan, especializada en la producción de vacunas, con el objetivo de aumentar la presencia de la compañía suiza en el continente asiático. Por último, a finales de 2009, la farmacéutica dirigida por Vasella se hizo con Corthera por un valor de 120 millones de dólares (unos 84 millones de euros), y se quedó así con los derechos de desarrollo y comercialización de relaxin DCI, actualmente en fase III de estudio clínico.