La compañía farmacéutica suiza desarrolla este programa en el país africano con el objetivo de combatir el desabastecimiento de antimaláricos

Se trata del tercer país al que Novartis hace llegar este servicio, tras su experiencia y éxito, primero en Tanzania y después en Ghana

| 2011-09-23T16:09:00+02:00 h |

redacción

Barcelona

La compañía farmacéutica suiza Novartis, en su lucha para combatir el desabastecimiento de medicamentos antimaláricos en países del tercer mundo, ha puesto en marcha en Kenia, en colaboración con Vodafone, IBM y Google, su programa ‘SMS for Life’ a Kenia. Se trata de un programa que controla semanalmente las existencias de antimaláricos en todos los centros de salud y dispensarios del país mediante un proceso en el que intervienen el uso de dispositivos móviles, el envío de SMS y la tecnología de mapeo electrónico.

A través de ‘SMS for Life’ a Kenia, cada semana los trabajadores de centros de salud y dispensarios de estas regiones desfavorecidas reciben un mensaje de texto al móvil desde el que se les anima a comprobar el stock de antimaláricos. El resultado es remitido por la misma vía, y los datos llegan hasta un servidor central que reenvía la información a los responsables de los distritos sanitarios del país. Con ello, los responsables médicos de los distritos conocen el estado en el que se encuentran los diferentes centros y pueden adoptar las medidas necesarias para hacer llegar el material carente.

“En Novartis creemos firmemente que nadie debería morir a causa de la malaria hoy en día”, manifestó Nathan Mulure, responsable global de las Iniciativas contra la Malaria de Novartis. Esta herramienta posibilita, en la medida de lo posible, que ese deseo se haga realidad. Y es que, esta enfermedad es todavía una patología inclemente en algunas regiones del mundo.

Así, en 2009 se registraron 225 millones de nuevos casos de malaria y, de ellos, 781.000 personas murieron a causa de esta enfermedad, sobre todo mujeres y niños. Un dato: solo en Kenia se diagnostican cada año 22 millones de nuevos casos de malaria, que provocan anualmente 33.000 muertes. Y es que, el acceso a los antimaláricos en estas regiones es una tarea ardua debido a las grandes dificultades logísticas que presentan los asentamientos dispersos en remotas zonas rurales y en condiciones de extrema pobreza.

Experiencias anteriores

Contra esta situación pretende luchar el programa SMS for Life de Novartis, un proyecto puesto en marcha en 2009 como programa experimental en Tanzania. ¿Resultados? En su primera edición en ese país africano este programa consiguió una reducción del desabastecimiento de estos medicamentos en un 51 por ciento.

“Este programa ha demostrado que podemos solventar el problema de falta de stock en los centros de salud y dispensarios”, explicó Jim Barrington, director de ‘SMS for Life’ de Novartis. Y es que, en las 21 semanas en las que se desarrolló el proyecto, se consiguió un descenso de stock-out, desde el 77 por ciento registrado inicialmente a un 26 por ciento contabilizado al finalizar su ejecución. Por ello, tras el éxito alcanzado, los coordinadores del programa decidieron implantarlo en Ghana y este mes llegará a Kenia.

A este respecto, Barrington reconoció que era “muy gratificante ver como la asociación de diferentes compañías, que han aportado su habilidad y experiencia para conseguir una utilización innovadora de la tecnología diaria, ha impactado de forma tan positiva en la vida de los pacientes con malaria, sus familias y sus comunidades”. Por ello, animó a extender esta iniciativa pionera para su uso con cualquier medicamento.