| jueves, 04 de abril de 2013 h |

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha anunciado que el Gobierno pondrá en marcha un nuevo plan de pago a proveedores para el año 2013, aunque en esta ocasión estará ligado al cumplimiento de la directiva de morosidad, que obliga a pagar a proveedores en menos de 30 días.

En un foro organizado por el diario ‘La Razón’, Montoro ha explicado que aún trabaja para cerrar la cuantía del plan, y ha asegurado que el objetivo será evitar la dilación en el pago de facturas por problemas de financiación, que acaban perjudicando negativamente a la imagen de España.

El ministro ha asegurado que introducir un plazo dará “fiabilidad” y que para hacer posible este “nuevo plan de proveedores” deberá cambiarse la legislación, pero que está “al alcance de la mano”.

Montoro ha recordado que el plan de 2012 -que ascendió a 27.000 millones de euros- tuvo consecuencias macroeconómicas importantes, ya que ayudó a mantener, al menos, 150.000 empleos de forma directa. Además, ha garantizado que el Gobierno, al mismo tiempo, seguirá favoreciendo la liquidez de las comunidades autónomas y entidades locales.