| viernes, 09 de septiembre de 2011 h |

María Jesús Montero. El trámite de alegaciones al decreto de licitaciones andaluz finalizó sin que la consejera haya escuchado a los farmacéuticos. Estos dicen que recurrirán hasta las últimas consecuencias. La relación farmacia-administración se enquista.