El Global Madrid | viernes, 20 de noviembre de 2015 h |

Cuando se habla de branding es más frecuente pensar en modelos comerciales basados en la promoción. Sin embargo, hay que entender que el carácter cambiante de nuestro sector se acerca cada vez a modelos comerciales tipo retail. Las Farmacias han dejado de ser únicamente un dispensario para convertirse en un punto intermedio entre un referente sanitario basado en el consejo farmacéutico y un comercio.

Debido a la importancia de este punto indeterminado en el que se encuentran las boticas, Mediformplus pone sus esfuerzos en crear branding aun mayores. “Hablamos de que la palabra proviene del anglicismo brand que significa marca y la terminación ing que implica acción; es decir la acción de crear marca”, explica la responsable del departamento de Comunicación de esta consultora, Ixchel Alarcón.

Según la experta, para crear marca con todas las restricciones legales que el sector tiene se debe partir de la idea de que hay muchas formas de crearla. “No todo se limita a acciones comerciales o promocionales, muchas veces hay que entender que crear marca también es enamorar al cliente, hacernos un hueco en sus referentes y preferencias a la hora de pensar en salud y él mismo acudirá a nosotros”, asegura.

Sí que es cierto que un pilar fundamental del branding se desprende de las técnicas de marketing y promoción que desarrollemos a favor de una marca, pero no se debe olvidar que el branding que se busca no es de una marca concreta, sino del valor diferencial que aportamos a nuestros pacientes, y ese no tiene restricciones comerciales. “Nuestro primer objetivo debe ser conocer a fondo a nuestro público objetivo, puesto que todas nuestras acciones irán encaminadas a ellos y, en líneas generales, debemos ser conscientes de que el entorno social ha ido moldeando ciertos comportamientos que nos permiten generalizar algunos rasgos como la exigencia, la clara orientación a precios o el marcado carácter de la inmediatez que busca en sus compras”, explica Alarcón.

La experta prosigue señalando que para otros sectores, como para la Farmacia, la clave está en la personalización de la comunicación, de tal modo que los canales de información sean siempre claros y atiendan a las necesidades de nuestro cliente. “Los usuarios valoramos cada vez más la customización de los servicios y los procesos que facilitan nuestras decisiones de compra”, añade. Como segunda clave, está el análisis interno y externo de la marca. Conocer la percepción del cliente con respecto a la Farmacia, sus productos-servicios y la comunicación con éste, van a proporcionarte los mejores datos con los que podrán definir una estrategia de branding adecuada. Por último, Alarcón invita al profesional a formularse cinco cuestiones a la hora de realizar la estrategia con el cliente. “¿Cómo me ves? ¿Qué puedo hacer por ti? ¿Cómo puedo hablar contigo? ¿Cómo puedo hacerte sentir especial? y ¿Tenemos cosas en común? sería la base”, finaliza.