El ex secretario general de Sanidad reivindicó en su despedida su perfil político, además de técnico, e hizo referencia a las cuestiones pendientes

El director general de Farmacia del Ministerio de Sanidad, Alfonso Jiménez, ocupará a partir de ahora este cargo y compaginará ambos

| 2011-10-14T16:15:00+02:00 h |

José M. López

Madrid

El pasado viernes tuvo lugar el último acto público de José Martínez Olmos como secretario general de Sanidad para ser candidato del PSOE al Congreso de los Diputados por Granada. Un encuentro con periodistas en el que hizo balance de sus casi ocho años de gestión en el Ministerio de Sanidad. También dio su visión sobre su futuro como diputado ya que, según indicó, “los números uno siempre salen”, y explicó que él además, de especialista por formación en el ámbito sanitario, es político tanto o más que técnico.

En el encuentro, al que acudieron los directores generales del Ministerio de Sanidad que han estado bajo su mandato, Martínez Olmos destacó que en las últimas semanas se ha puesto en marcha la tramitación de diversas normativas como el Real Decreto de prescripción enfermera o el de registro de profesionales porque contaban con el consenso del sector. Una tramitación que podrá continuar el próximo Gobierno, con algunos de los trámites ya realizados. Y si no lo hace, “será su responsabilidad”, explicó Martínez Olmos. Por el contrario, sobre la mesa quedan tramitaciones como el Real Decreto de Trazabilizad o el de Distribución, reglamentos para los que según el ex secretario general de Sanidad no ha habido el suficiente consenso como para iniciar su trámite.

En el ámbito más político, Martínez Olmos reivindicó las diferentes maneras de entender la Sanidad. No cree que un gobierno del PP pueda desmantelar el Estado del Bienestar, si bien considera que la manera de gestionarlo, dando entrada al ámbito privado “encarece” el resultado.

Por otro lado, explicó que el momento más duro de su gestión fue cuando, a través de la prensa, conoció las primeras declaraciones de Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al respecto del inicio de la pandemia de la Gripe A. En este sentido, se mostró muy crítico con la actuación, especialmente en el ámbito de la comunicación, de la OMS. Un campo en el que animó al próximo responsable de Sanidad que salga de las elecciones del 20-N, a incidir en la solicitud que España ha hecho ya sobre la profesionalización de este organismo.

Hasta entonces, Alfonso Jiménez Palacios, actual director general de Farmacia, compaginará su cargo con el de secretario general de Sanidad, después de que el último Consejo de Ministros hiciese público su nuevo nombramiento.