Premios BiC
| jueves, 04 de julio de 2013 h |

La consejera de Salud y Bienestar Social de Andalucía, María Jesús Montero, ha afirmado que la transferencia de competencias sanitarias a las comunidades autónomas han aportado “mayor igualdad de acceso y dosis de eficiencia que otros sistemas sanitarios en el mundo”. Así, la consejera argumentó que “no es verdad que 17 comunidades autónomas sean sinónimo de 17 sistemas sanitarios. Nuestra sanidad es de las más homogéneas de la Unión Europea, ofreciendo las mayores garantías de igualdad de acceso para los ciudadanos”.

La consejera andaluza ha realizado estas declaraciones durante el quinto encuentro del Ciclo de Conferencias sobre La Calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), organizado conjuntamente por el Grupo Previsión Sanitaria Nacional (PSN) y la Fundación Ad Qualitatem, del que ha manifestado que se trata de “un foro que se ha convertido en un referente importante para quienes formamos parte de la familia sanitaria”.

De otro lado, Montero ha defendido la provisión pública en la sanidad y ha aludido a los conciertos con el sector privado circunscritos a necesidades concretas, que en Andalucía sólo representan el 3 por ciento. “Denunciamos que se está desmantelando el sector público, poniéndolo en manos del capital privado”. La consejera ha insistido en la idea de que la sanidad pública puede ser tan eficiente como la privada: “El sistema sanitario andaluz es tremendamente competitivo en el gasto”. Eso sí, ha subrayado la necesidad de que no se continúe reduciendo la aportación del PIB a la Sanidad, que no debería bajar del 6 ó 7 por ciento, ya que “el sistema no tiene mucha más grasa para adelgazar”.

Por último, Montero ha rehusado contestar a varias preguntas sobre la fórmula que se está desarrollando para la próxima subasta andaluza: “No vamos a dar pistas sobre cómo se desarrollará la normativa” para no darle al Gobierno central la oportunidad de frenarla.