Premios Fundamed
francisco rosa Madrid | viernes, 09 de diciembre de 2011 h |

La Asociación Española de Bioempresas (Asebio) organizó recientemente una jornada sobre biotecnología que tuvo como protagonista a la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), María Blasco, quien explicó el nuevo rumbo que va a tomar este organismo en los próximos años. “Hasta ahora, la actividad del CNIO estaba muy basada en el descubrimiento científico, aunque de cara al futuro va a ir ganando fuerza la labor de transferencia tecnológica”, explicó Blasco.

En este sentido, la idea es reproducir experiencias como la de Life Lenght, spin off nacida bajo el abrigo de este organismo en base al desarrollo del sistema de medición de los telómeros para evaluar el proceso de envejecimiento celular. Actualmente, existen algunos avances en el CNIO que se encuentran en fase de experimentación y que podrían dar lugar, el día de mañana, a nuevas empresas que culminen el proceso traslacional.

Si el objetivo se cumple, podrá avanzarse en la estrategia diseñada por María Blasco, que pasa por el aumento del peso privado en la financiación de las actividades del CNIO. “De momento, el peso de los royalties que recibimos por la creación de estas empresas y la explotación de nuestros desarrollos es muy limitado, aunque esperamos aumentar el peso de los mismos en los próximos años con la generación de proyectos más competitivos”, explicó.

En este ámbito, destacan el programa de biotecnología y de terapias experimentales, que se insertan en la división de investigación clínica del CNIO. Estos son, para Blasco, “los más susceptibles de transferir tecnología”.

Además de destacar la importancia del cambio de filosofía de los centros de investigación, María Blasco quiso recordar la importancia de mejorar en el desarrollo de nuevas terapias contra el cáncer.

En el encuentro organizado por Asebio también participaron Rafael Camacho, director de Genoma España, y Sonsoles Rueda, directora técnico de la empresa Genómica.

Esta última recordó los avances realizados en el campo de la farmacogenómica y herramientas de diagnóstico genético. Estos están teniendo una importancia creciente en el desarrollo de tratamientos personalizados.

La patronal de las bioempresas (Asebio), el Instituto de Salud Carlos III, Ciberer y Ciber BBN organizaron un encuentro entre grupos de investigación y empresas que operan en el ámbito de la medicina regenerativa con el objetivo de fomentar las relaciones entre ambos de cara a la promoción de nuevos proyectos.

La inauguración del foro corrió a cargo de Isabel García, secretaria general de Asebio, quien admitió la gran importancia de celebrar este tipo de eventos para favorecer el proceso de “transferencia tecnológica”.

“Cada vez son más las iniciativas puestas en marcha por parte de los centros de investigación biomédica y de las empresas biotech y cada vez más necesaria la puesta en común de los principales proyectos que se están llevando a cabo en cada uno de ellos”, afirmó.

Por su parte, Fernando Santos, gestor de Transferencia y coordinador de los foros Ciber BBN-Empresa, admitió que “se ha avanzado mucho en los últimos años en transferencia, logrando resultados prometedores”, aunque señaló que “es esencial insistir”.