C. S. Madrid | viernes, 07 de febrero de 2014 h |

““Los presupuestos de las comunidades van en línea con los ingresos del Estado y todos [sin excepción] están bajando”, por lo que “cualquier incremento va en contra de esta línea presupuestaria”, señaló la subdirectora de Compras de Farmacia de la Consejería de Sanidad de Madrid, Encarnación Cruz, quien puso sobre la mesa la necesidad de cumplir el presupuesto para 2014 aunque todavía hay que ver cómo lograrlo. “A todos nos gustaría no tener tensiones presupuestarias (…) pero hoy por hoy, tenemos los presupuestos que tenemos y, al menos a corto plazo, no vamos a tener una mayor inyección”, acentuó. La subdirectora tuvo que reconocer que, hasta el momento, no hay medidas concretas para alcanzar dicho objetivo, salvo el trabajo continuo con profesionales y la no centralización en temas de medicamentos sino también en productos sanitarios.

Una de las preocupaciones manifestadas por el presidente de Facme, Carlos Macaya, estuvo relacionada con el lugar que ocupa el SNS a día de hoy en relación con sus homólogos europeos. Así se preguntó ¿cómo se distribuye el PIB de Madrid en Sanidad?, ya que estimó que “es preocupante tanto a nivel comunidad como a nivel del Estado español”. Igualmente, se pregunto: “¿Cómo es que Madrid se encuentra con un diferencial de casi 300 euros respecto a País Vasco y Navarra, que tienen más presupuesto per cápita de gasto sanitario anual?”.

Responsabilidad compartida

Para conseguir que estas ideas y proyectos se materialicen es imprescindible alcanzar un equilibrio y el primer paso consiste no sólo en compartir riesgos, sino también responsabilidad. Para gestionar la prescripción farmacéutica, la administración tiene que tener en cuenta la responsabilidad compartida, afirmó Cruz. Es importante, según manifestó, contar fundamentalmente con los profesionales y con la industria “porque son ellos quienes te pueden dar feedback”.

Asimismo, concluyó que el objetivo es pagar a todos los proveedores, pero quien controla el presupuesto es Hacienda. De igual forma, la subdirectora de Compras de Farmacia de la Consejería de Sanidad de Madrid insistió en el esfuerzo que han hecho los farmacéuticos hasta el momento, pero que siempre se puede hacer algo más. “Hay que abordar otros aspectos”, dijo.

Por su parte, Macaya aseguró que los profesionales están muy sensibilizados con el gasto y la prescripción y recalcó que Madrid es “un ejemplo de colaboración y complicidad”. A su vez, el secretario general de FEFE, Luis de Palacio, incidió en que algunos de los problemas presupuestarios de Madrid se han resuelto gracias a “una ciega confianza mutua y a la consejería de Hacienda”, que adelantaba el presupuesto.

Para concluir, la pregunta clave corrió a cargo del director de RRII de Teva, Rafael Borrás. Ante tal bajada de presupuestos a la que se tiene que enfrentar la comunidad de Madrid, “¿dónde está la línea roja de la sostenibilidad de la Sanidad?”, planteó.

Encarnación Cruz, subdirectora de Compras de Farmacia CAM

“Se está pervirtiendo de alguna forma el tema del genérico, enfocándolo solamente a aspectos relacionados con el precio”

Carlos Macaya, presidente de la Facme

“Nuestros homólogos europeos tienen un gasto en sanidad de casi el doble. O ellos son muy torpes o nosotros somos muy buenos”

Luis de Palacio, secretario general de la FEFE

“Sabemos que las políticas de copago son eficientes porque desde que se han instaurado se ha empezado a ahorrar”

Rafael Borrás, director de RRII y Comunicaciones de Teva

“La sanidad universal, gratuita, de calidad que todos defendemos se puede sostener, pero al final esto tiene un coste y va a peor”