Premios BiC 2020
Santiago de Quiroga
Presidente Editor de EG
| viernes, 01 de julio de 2016 h |

Siempre hemos defendido que, en materia sanitaria, las posturas políticas no están tan alejadas, aunque se intenta destacar la “universalidad” como el mayor problema de distanciamiento entre izquierda y derecha. Pero la verdad es que no es asi, como aclaró recientemente Agustin Rivero durante la presentación de la EDS- Revista de Economia de la Salud. Rivero afirmó que hay que construir alrededor del RD 16/2012, revisando y mejorando su contenido. El “brexit” muestra el error que sería devolver la targeta sanitaria a 150.000 británicos que residen en España y que restarían 250 millones de euros a las autonomías. No se puede ser generoso a costa de restar recursos a los españoles. Pero no es sólo el “brexit” lo que muestra que hay margen de mejora del criticado RD, sino que C’s ya ha dicho que se trata de construir sobre lo bueno que tienen muchas cosas (Constitución incluída) y el PSOE también da signos de que puede haber acuerdo en materia sanitaria. El propio Rivero afirmó que la entrevista realizada a Rafael Bengoa por la EDS le parecía que decía cosas muy razonables. Toda una declaración de un alto cargo nombrado por el Gobierno a favor de las cosas que unen a los partidos. Bengoa fue presentado por el Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, como su ministro de Sanidad en la sombra, y se trata de una persona muy respetada en el ámbito sanitario desde sus tiempos de consejero de sanidad del Gobierno vasco. Una persona también conocida por su experiencia en hacer que las cosas sucedan es el nuevamente diputado por Valencia Rubén Moreno. Elevado a la coordinación de las portavocías en la corta legislatura recien acabada, es la persona que puede pulir los programas sanitarios con PSOE y C’s, llegado el caso. Moreno es consciente de las diferencias, pero afirma que la situación exige que haya un entendimiento y espíritu constructivo excepcional. Él lo ha mostrado ya en otras ocasiones durante su actividad parlamentaria. Francisco Igea, portavoz de C’s y diputado por Valladolid, habla de prioridades en posibles pactos: sostenibilidad, transparencia y equidad. Ya no hay líneas rojas.

En la misma línea se ha pronunciado el portavoz de los socialistas, y reelegido diputado por Navarra, Jesús María Fernández, que ha dejado claro que no hay temas sanitarios que impidan llegar a un acuerdo, y destaca tres razonables cuestiones para ser abordadas y dar luz verde sanitaria: suficiencia financiera, derecho a la sanidad para todos y eliminar copagos. Por supuesto, Fernández apuesta por avanzar también en otros asuntos, más fácilmente abordables, como la mejora de la coordinación del Consejo Interterritorial del SNS, mejorar la cooperación entre CC.AA. o resolver el acceso a la innovación terapéutica, entre otros. Son puntos a trabajar que nadie cuestiona, y en los que coinciden más de uno.

Podría darse el caso de que C’s no fuera imprescindible para que se forme Gobierno, pero al menos, junto a PP y PSOE, los tres serán claves para hacer que la sanidad avance en asuntos que todos conocen bien y en los que ya no valen las excusas. Podemos continúa con la resaca en la que se encuentra inmersa. Si PSOE y C’s coinciden en modificar el sistema de financiación sanitaria, no habrá otra oportunidad tan clara como esta que se presenta.

Entra en la página de Santiago de Quiroga en ElGlobal.net

También puedes seguir a Santiago de Quiroga en twitter: @SantideQuiroga

Esta legislatura podría ser la de mayor consenso en materia sanitaria. Si así fuera…¡qué listos son los votantes!

PSOE y C’s tendrán la llave para facilitar acuerdos con el PP, y el sector aplaude que se pongan manos a la obra.

El “brexit” traslada de manera provisional la EMA a Bruselas. España debe apostar por Barcelona. Otros países también postulan sus sedes.

Agustin Rivero, DG del MSSSI, afirma que la EDS “puede ser un referente para todos los que trabajan en la gestión sanitaria”.

Jesús Aguilar (CGCOF) confía en que no se tomen decisiones que afecten a la farmacia, como la salida de los DH, sin analizar el impacto a fondo.

La industria publica sus transferencias de valor y comienza el baile de explicaciones.

Un hipotético Gobierno
del PP no tendría problemas en cumplir una agenda sanitaria con PSOE y C’s