o. maspons Tarragona | viernes, 14 de marzo de 2014 h |

El próximo 20 de marzo, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Tarragona (COFT) organizará una nueva cena-coloquio con sus colegiados dentro del ciclo de encuentros iniciados en febrero bajo el título ‘¿Estás preparado para el cambio?’. En esta ocasión, el experto invitado será Antonio Torres, presidente de la patronal catalana Fefac. Su homólogo del colegio tarraconense, analiza para EG por dónde pasa dicho cambio y el objetivo de estos encuentros.

Pregunta. Cuestionar al boticario sobre su preparación al cambio, ¿implica que ya asistimos a él?

Respuesta. Así es. Nadie duda ya que la profesión debe cambiar, sino que ya está inmersa en ese proceso de cambio. No es tema de futuro sino de presente. Aunque la dispensación de medicamentos seguirá siendo la función prioritaria, vivir solo del fármaco es muy difícil. La farmacia post-crisis para por dar un valor añadido a nuestras intervenciones. Un cambio hacia lo asistencial.

P. Un impasse. Habrá quien piense que si ya es difícil vivir del fármaco, menos aún si no se pagan.

R. Efectivamente. Dificultades como los impagos son ‘árboles’ muy grandes que impiden ver todo el bosque que hay detrás de ellos. Pero hay mucho bosque por explorar. Y eso es precisamente lo que buscamos en este ciclo de coloquios.

P. Volvamos al cambio. Los conceptos asistencial y economía, ¿son complementarios?

R. Por supuesto. Pero el principal objetivo de implantar nuevos servicios no es el económico. Evidentemente, apostamos porque todos sean retribuidos, pero una cartera de servicios no va a salvar la economía de la oficina de farmacia, aunque pudiese llegar a suponer el 20 ó 30 por ciento de la facturación. Pero la cartera de servicios sí contribuirá a mantenernos como agentes sanitarios imprescindibles para el sistema sanitario y la población.

P. ¿Un cambio para que no cambie nada?

R. Así es. Lo que más nos interesa, profesionalmente hablando, es mantener nuestro rol sanitario. Y, tras apuntalar ese papel, aumentarlo. Quizá por ello sea mejor hablar de adaptación, no de cambio en su totalidad.

P. A la hora de abrir la puerta a ese cambio asistencial, e impagos al margen, la administración regional sí es aliada de la botica, ¿no?

R. Nuestro consejero de Sanidad siempre ha manifestado que el problema económico de los impagos, el cual indica que no es un problema de su consejería sino de Economía, no afectaría a su apuesta por la botica como un centro de salud más del Catsalut. Él es consciente de que si cuenta con las farmacias tendrá más de 3.000 puntos de atención sanitaria, mientras que si solo se apoya en centros de atención primaria y hospitales no llega al millar de ellos. Y esas manifestaciones las lleva a la práctica, ya que en Cataluña ya existe una cartera de servicios consolidada con la administración regional, por la que las farmacias asumen pruebas detección de cáncer de colon, revisiones de medicación…

P. Dicen que todo cambio implica riesgos. ¿En este caso también?

R. También dicen que quien no arriesga, no gana.

P. Así que, aquel farmacéutico que no entienda la necesidad del cambio, está ‘perdido’, ¿no?

R. Quien más, quien menos, todo profesional ya ha puesto en marcha este cambio hacia lo asistencial en su oficina de farmacia. El objetivo es consolidar esa evolución.