Fármacos para el cáncer, hepatitis, psoriasis o AR copan los listados de productos de DH que salen de las boticas

La reducción del listado inicial en la Comunidad Valenciana permite que muchos pacientes no se vean afectados

| 2010-01-22T16:17:00+01:00 h |

a.c.

Valencia

Antivirales para el tratamiento de la hepatitis C, inmunosupresores para abordar la psoriasis o la artritis reumatoide (AR) y anticancerosos. Éstos son los principales grupos terapéuticos con representación en las listas de fármacos de diagnóstico hospitalario (DH) de la Comunidad Valenciana y Madrid a los que el paciente ya sólo puede acceder a través de su hospital de referencia.

Más allá de las cuestiones económicas, el debate sobre la idoneidad de estas medidas ha tenido como foco principal las posibles repercusiones que tendrán sobre los pacientes que padecen estas enfermedades. En este sentido, los farmacéuticos ya han indicado su creencia de que la misma reportará más inconvenientes que ventajas a los mismos. Ahora bien, ¿qué opinan al respecto los propios afectados?

Sobre este asunto, cabe destacar que entre el colectivo de pacientes hay división de opiniones acerca de la idoneidad de la medida. Así, entre los más reticentes se encuentra la asociación Acción Psoriasis, que considera, tal y como afirmó su gerente, Santiago Alfonso, que “todo lo que suponga poner distancias en el acceso a los tratamientos es negativo”.

Asimismo, Alfonso recordó que en el caso de los pacientes afectados por psoriasis, sus peculiaridades hacen que esta medida provoque “mayores incomodidades, ya que necesitan otros productos, como los hidratantes, que tendrán que seguir consiguiendo en las oficinas de farmacia”. Además, recordó que en los fármacos para tratar la psoriasis “es fundamental no romper la cadena de frío”, por lo que una mayor distancia entre el punto de dispensación y el domicilio sería otro contratiempo a tener en cuenta.

Por su parte, Amparo González, coordinadora de la Asociación Española de Enfermos de Hepatitis C (AEHC), indicó que las posibles incomodidades deben quedar tapadas “por el mejor control y seguimiento de la evolución que tendrán ahora estos fármacos con su dispensación en los servicios de FH”. En su opinión, los profesionales de los centros hospitalarios tienen “un mayor conocimiento” que las boticas de las necesidades o riesgos asociados a este tipo de medicamentos.

Minimizar efectos

La reducción final que han conseguido los COF valencianos respecto al listado original que presentó su Consejería de Salud ha propiciado que, finalmente, según calculan en estos organismos, un gran número de pacientes no se vean afectados por la medida. Y es que, los medicamentos que la Administración ha aceptado excluir “son los de mayor prescripción, los más consumidos”, recordó Emilio Monte, presidente de la patronal Farval. Así, se han mantenido “los de prescripción más exclusiva”, lo que minimiza en parte los efectos de la medida y reducirá en parte el flujo de pacientes que tengan que acudir a los hospitales.