redacción Madrid El periodo otoñal se caracteriza entre otras cosas por el cambio de temperaturas y la aparición de la gripe en un amplio sector de la población. Para hablar de este tema el programa Salud Hoy, emitido por Intereconomía, contó en esta ocasión con Ángel Gil, catedrático de Medicina preventiva de la Universidad Rey Juan Carlos I de Madrid. El experto recordó la importancia de la vacunación, sobre todo, en los grupos de riesgo: personas con enfermedades crónicas, mayores de 60-65 años y mujeres en estado que se encuentren en el segundo o tercer trimestre de su embarazo. Recalcó la importancia de vacunarse porque una gripe en estos casos puede complicarse de forma alarmante. De igual modo, el catedrático resaltó la importancia de las vacunas y la labor que han desempeñado a la hora de erradicar ciertas enfermedades. Sin embargo, “los gérmenes siguen presentes, y no hay que bajar la guardia”, añadió. En este sentido, hizo referencia a las voces discrepantes de algunos ámbitos poblacionales que se muestran reacios a vacunar a sus hijos. Si bien el profesor Gil reseñó que hoy en día cada ciudadano tiene la libertad de elegir si desea someter o no a sus descendientes a la cartilla de vacunación, lo cierto es que esta actitud podría tener algo de sentido en un ámbito donde nadie se vacunara porque todos los miembros se encontrarían en la misma tesitura. Sin embargo, dado que en la sociedad actual esto no es así, porque la mayoría se vacuna, lo coherente es “anteponer la decisión colectiva ante la decisión individual”, ya que se aumenta el riesgo de contagios de patologías que en nuestra época no tendrían porqué manifestarse si ya hay un remedio que las combate. Respecto a las diferencias en los calendarios vacunales entre las distintas Comunidades Autónomas, Ángel Gil comentó que éstas no son tantas como parecen a partir del mínimo establecido, y las que existen son para añadir alguna alternativa, no para suprimirla. Seguridad Durante la entrevista también se abordó la desconfianza que se generó en la población respecto a la vacunación de la gripe estacional, tras el problema que generó la gripe A. No obstante, Gil considera que este ya es un tema bastante superado. También insistió en la seguridad de las vacunas, que al ser productos biológicos evidentemente “no están exentas de riesgo”. A pesar de ello, la regulación que hay sobre ellas y la rigurosidad con la que se desarrollan estos fármacos, son elementos suficientes de garantía para que los ciudadanos se sientan tranquilos. | viernes, 28 de octubre de 2011 h |