El Global Madrid | viernes, 24 de enero de 2014 h |

Jorge y Antonio Gallardo, accionistas mayoritarios de Almirall, han vendido 8,7 millones de acciones de la compañía, lo que representa un 5,0303 por ciento del capital social, por un valor unitario de 11,75 euros por acción (102,2 millones euros en total). Según el comunicado hecho público por la compañía, esta operación obedece al propósito de incrementar el capital flotante en Bolsa de Almirall.

La colocación, que fue efectuada por Goldman Sachs, obligó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a suspender la cotización de la compañía durante unos minutos a primera hora del jueves pasado. En aquel momento, las acciones en el mercado continuo cayeron un 5 por ciento.

El capital flotante había quedado reducido por los procesos de compra de acciones de la sociedad acometidos por los accionistas mayoritarios a través de Plafin y Todasa en 2008 y 2011, así como por la suscripción por dichas entidades de nuevas acciones de Almirall en los aumentos de capital liberados realizados por la sociedad en 2012 y 2013 con el fin de implementar sus programas de dividendo flexible.