| viernes, 27 de diciembre de 2013 h |

Los farmacéuticos extremeños prevén que las ventas del sector caerán durante 2013 un 5 por ciento en relación al pasado año, un descenso “menos pronunciado que en ejercicios anteriores” pero que, según Julián Castaño, presidente de la Asociación de Empresarios Farmacéuticos de Badajoz (Apefb), han afectado y afectan al empleo en las farmacias regionales, que siguen sin poder generar puestos de trabajo.

En declaraciones recogida por EFE, Castaño asegura que 2013 no ha sido un año de destrucción de empleo, ya que fue en 2012 cuando el sector “tocó fondo”. Actualmente, según sus datos, las farmacias se mantienen en una media de entre 1,5 y 2 personas por establecimiento. Solo en las farmacias con una situación económica “muy grave” se han producido ajustes de empleo este 2013; aunque han sido “pocos casos” pues las plantillas son ahora “acordes” a los ingresos actuales y la caída de ventas anual no ha sido “tan significativa como en otros años”.

Desde el punto de vista de las ventas, durante 2013 se han asentado algunas tendencias producidas durante la crisis, como por ejemplo la reducción en la compra de medicamentos que la población extremeña “antes se llevaba por si acaso”. Además, ha bajado el consumo de productos considerados “más comerciales”, como por ejemplo los anticeluliticos o los anticaídas para prevenir la caída del pelo, entre otros.