redacción Bilbao | viernes, 02 de diciembre de 2011 h |

“Al contrario de lo que mucha gente piensa, la introducción de los genéricos es uno de los elementos que más influyen en el avance de la innovación y desarrollo (I+D) de la industria farmacéutica”. Así se expresó Julio Maset, director de innovación de la compañía farmacéutica Cinfa, durante la conferencia que impartió, “Medicamentos genéricos: cuestión de salud”, enmarcada dentro del ciclo Encuentros con la Salud, el pasado 23 de noviembre en Bilbao. Durante la charla, en la que los asistentes tenían la posibilidad de hacer preguntas de manera directa al ponente, Maset explicó que la contribución de los medicamentos genéricos a la I+D se debía, sobre todo, a que “si las patentes no caducasen, la necesidad de investigar nuevas moléculas y de hacer investigación incremental, sería mucho menor”.

Para demostrar la veracidad de sus palabras, Maset comparó la situación de la industria farmacéutica con la de otras áreas de la vida diaria, en las que la caducidad de las patentes ha permitido la introducción de nuevas empresas en el mercado, “favoreciendo la competencia y generando ahorros que facilitan su acceso por parte de los ciudadanos”. Así, de la misma manera, en la industria farmacéutica se le dan al paciente “productos con idéntica calidad, seguridad y eficacia a un coste mucho menor”, aseguró Maset, algo que repercute directamente en la sostenibilidad del sistema sanitario, ya que “espolea la I+D de los laboratorios”.

En este sentido, para Maset, la introducción de los genéricos son todo ventajas para el paciente. Además del beneficio directo que supone para una persona la posibilidad de adquirir un medicamento más barato, este experto señaló también las ventajas indirectas derivadas de estos fármacos. “Un menor gasto en medicamentos permite liberar más fondos para atender otros aspectos relevantes de la sanidad”, aseguró Maset, que puso varios ejemplos, como la creación de nuevas infraestructuras de atención primaria y especializada, la mejora de los servicios de diagnóstico por imagen o incluso la financiación de otros medicamentos de marca para los que todavía no existe versión genérica. Para el director de innovación de Cinfa, son estas vías de reinversión del dinero ahorrado en fármacos las que podrán garantizar la sostenibilidad de un sistema sanitario en crisis.

Situación europea

Frente al 30 por ciento de implantación de fármacos genéricos en España, hay países como Francia u Holanda en los que los EFG llegan a suponer hasta un 50 ó 60 por ciento del total de los medicamentos. Ante este panorama, y con la constatación de que en estos países con mayor tasa de medicamentos genéricos no se ha observado “ningún incremento en las notificaciones de efectos adversos debidas a confusiones entre medicamentos de marca y genéricos”, Maset no entiende por qué hay todavía gente que continúa con este discurso que “carece de base científica”.

Por otro lado, añadió que los medicamentos de marca se cambian continuamente a los pacientes, muchos de los cuales son personas mayores o polimedicadas, y nadie se plantea dudas sobre posibles equivocaciones.

Bioequivalencia

A pesar de que ya se ha hablado en innumerables foros de que los medicamentos genéricos son bioequivalentes a los de marca, Maset no quiso dejar pasar la ocasión de volver a recordarlo y añadió además que los laboratorios que comercializan estos fármacos deben también igualar los tiempos de absorción y eliminación del principio activo, “una labor de desarrollo que oscila entre los tres y cinco años para cada medicamento genérico”, aseguró Maset.

De este modo, una vez finalizados estos procesos y aprobado el fármaco tanto por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) como por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), no tiene que haber dudas sobre su eficacia. Y es que, como explicó Maset, todos los fármacos, ya sean genéricos o de marca, tienen que pasar por los mismos estándares de calidad.

Frente al 30% de EFG en España, más de la mitad de los fármacos que hay en Francia y Holanda son genéricos

Maset cree que el ahorro en genéricos permite liberar fondos para atender otros aspectos relevantes de la Sanidad